Un total de 52 inmigrantes han accedido el día de hoy a Melilla a primera hora de la mañana en un salto a la valla fronteriza protagonizado por cien subsaharianos, en el que se han registrado cinco heridos, 4 de ellos agentes de la Guarda Civil, y uno de los migrantes ha sido detenido.
Conforme han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Melilla, el dispositivo antiintrusión advirtió sobre las seis.13 horas que unos 100 inmigrantes se acercaban a la valla con pretensión de entrar irregularmente a Melilla por el perímetro fronterizo a la altura del aeropuerto.

Este salto a la valla se ha producido en un tramo comprendido entre el puesto fronterizo de Distrito Chino y el aeropuerto

data-YouTube-vid>

La Delegación del Gobierno ha señalado la “rápida actuación” de las fuerzas de seguridad marroquíes y de la Guarda Civil, que ha eludido que más o menos la mitad de los inmigrantes pudiera acceder a Melilla.
Por último, un total de 52 subsaharianos han logrado entrar a Melilla, uno de los que ha debido ser evacuado a un centro médico con cortes en las extremidades. A este herido se le suman otros 4 agentes de la Guarda Civil que han sufrido lesiones leves, específicamente magulles por la contención del salto a la valla. Uno de los inmigrantes que consiguió entrar en Melilla ha sido detenido por la Guarda Civil por atentado a un agente de la autoridad.

Los 50 subsaharianos sobrantes que han entrado a Melilla se hallan ya acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde han llegado corriendo y con muestras de alegría tras saltar a la valla. Muchos de ellos iban pertrechados con zapatillas que tenían clavos y tornillos en la suela para salvar la malla antitrepa con la que está reforzada la alambrada en su parte más alta, a 6 metros del suelo.

Los 50 subsaharianos sobrantes que han entrado a Melilla se hallan ya acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes

Fuentes de la policía han informado a Efe de que ciertos inmigrantes no pudieron llenar el salto a la valla antes que se desplegasen en la zona los efectivos de seguridad, con lo que se quedaron subidos en lo alto del perímetro fronterizo, instante en el que la carretera de circunvalación se ha mantenido cortada al tráfico. Asimismo se ha producido a la primera hora un fuerte despliegue de seguridad con múltiples patrullas de la Policía Nacional y la Guarda Civil en la puerta del CETI.

La valla de Melilla no padecía un intento de entrada tan abundante desde el 21 de octubre de 2018, asimismo un domingo, cuando 209 inmigrantes consiguieron entrar a Melilla, de los que uno murió y otros 55 fueron expulsados más tarde a Marruecos a través de la aplicación del Pacto de Readmisión.

Ciertos inmigrantes no pudieron llenar el salto a la valla antes que se desplegasen en la zona los efectivos de seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *