No es una moda pasajera. La preocupación con lo que nos circunda, el medioambiente, la polución, la salud y el bienestar están a la orden del día. Buscar la distinción, la sostenibilidad, desde el primer componente al último, tanto en nutrición como en supermercados o bien restauración es el día de hoy labor prioritaria. Meditar que la economía, la moral y la ecología van de la mano. Ifema conoce las tendencias y de ahí que hace convivir el día de hoy y mañana 2 acontecimientos compartidos de empresas con productos naturales y orgánicos. Se trata de Organic Food Iberia y Eco Living Iberia, que reunirán más de 500 artículos naturales de agroalimentación, vinos, bebidas, ecopackaging y salud, aparte de textil y moda, menaje del hogar y droguería. Se van a poder probar productos de Portugal, Alemania, Francia, Dinamarca, Países Bajos, R. Unido o bien USA, entre otros muchos. Y con pabellones regionales de Andalucía, Valencia, Cataluña, Murcia, Galicia, la capital española, La Rioja, Castilla La Mácula, Castilla y León, País Vasco, Extremadura y Portugal Foods, Intereco y Ecovalia. Las ferias cuentan con un completo programa de jornadas y seminarios, con comunicantes de primer nivel internacional. Todos con un denominador común: su compromiso con la producción y el consumo en la agricultura ecológica, como resalta David Samper, presidente de Intereco y Caerm. «Organic Food Iberia es el escaparate perfecto del campo bio, en un claro compromiso con la producción y consumo en la agricultura orgánica en el mundo entero, y que pone a la Península Ibérica como punto de referencia del mercado biológico internacional». Plásticos ¡no gracias! En 48 horas se van a abordar temas que nos afectan a todos, en mayor o bien menor medida. Desde la economía circular, la lucha contra los desperdicios de los alimentos, soluciones al cambio climático y cómo está afectando ya a algunos cultivos como el vino. Hasta cosmética vegana, plásticos biodegradables o bien cómo introducir consumo ecológico en colegios públicos y otros comedores de gestión pública. Hay urgencia para que aumente la acción por el cambio climático en el mundo. El director de comunicación de The Climate Reality Spain, Ángel Cano, debate los desafíos a los que nos enfrentamos, el usar los recursos por más tiempo, y en ver, por ejemplo, el papel que juegan los plásticos en la economía circular. Cada año se dese-chan en Europa 100 millones de toneladas de comestibles, que podrían subir a 120 millones en 2020. Es el tercer mayor emisor de carbono en el continente. Para Oriol Reull, gerente de Too Good To Go, «los residuos alimentarios son responsables del 8 por ciento de las emisiones globales en el planeta de CO2, la principal causa del cambio climático. Hay que crear conciencia sobre la necesidad urgente de cambiar nuestros hábitos». En definitiva, dar voz y soluciones a una corriente naturalista de consumidores que no quieren arrasar con los recursos naturales porque se puede vivir bien y cómodo, sin destrozar el planeta. La feria Organic Food y Eco Living pretende convertirse en la región orgánica más grande de Europa, por ello, intenta ofrecer la mejor oportunidad a fin de que compradores de la industria orgánica hagan redes y conozcan a los productores. El consumo de orgánica en España, tanto en alimentación como en productos cotidianos, aumenta rápidamente con una tasa anual del 20 por ciento. No en vano, la producción española presenta un perfil de crecimiento sostenido que sitúa a nuestro país como el primer productor de la Unión Europea por superficie, con cerca de dos millones de hectáreas dedicadas a la producción ecológica (el ocho,21% de la superficie agraria útil). Y el cuarto país más grande con más de 40.000 operadores, 7.800 establecimientos industriales ecológicos, 1.110 mayoristas y más de 260 importadores. Cada vez son más El consumo de este tipo de productos está en auge. Especialmente aumenta la exportación vinícola ecológica, que incrementa su volumen en un 2,5 por ciento con respecto al año anterior. Está presente en casi todas las regiones, aunque se concentra más en Andalucía, con una superficie del 51%, y Castilla La Mancha, con el 18 por ciento. El sector ecológico, solo en la Comunidad Valenciana, genera un volumen de negocio de 452 millones de euros. Pero no hay que olvidar que España se ubica por su privilegiada localización y la positiva evolución del campo en vanguardia de estos productos. Los organizadores de la feria están comprometidos absolutamente con el medioambiente y prosiguen las indicaciones de las 3R: reducir, reciclar y volver a usar. La meta, que habría de ser el de todos, disminuir al mínimo el impacto humano en la tierra y sus recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *