España es el tercer país que más estudiantes manda de Erasmus, con un total de 40.079 universitarios en el curso 2016/2017. Esta beca no solamente nos deja estudiar en otras universidades europeas, sino más bien asimismo probar la vida en otro país a lo largo de uno o bien 2 semestres. En el momento de iniciar esta aventura, a muchos estudiantes les ataca exactamente la misma duda: ¿qué tarjeta utilizo a lo largo de mi estancia en el extranjero? Muchas tarjetas bancarias cobran por usarlas en el extranjero y contratar una cuenta en el país donde vamos a vivir puede hacer que las trasferencias desde cuentas españolas tengan comisiones exorbitantes. El comparador financiero HelpMyCash.com nos da las claves para eludir las comisiones sea como sea la opción que escojamos. Con una tarjeta de España, cuidado con las comisiones por operativa Ocho de cada diez tarjetas españolas cobran comisiones por usarlas fuera del territorio nacional y como vamos a estar viviendo fuera de España a lo largo de múltiples meses, estas comisiones pueden suponer gran parte de nuestro presupuesto. Por esta razón, si optamos por una tarjeta de España, debemos seleccionar bien para tener una que no nos cobre comisiones. Si vamos de Erasmus a un país que tiene la moneda única, eludir las comisiones va a ser más simple. Ninguna tarjeta bancaria, sea del banco que sea, nos va a cobrar comisiones por adquirir en euros. Sin embargo, si lo que deseamos es sacar dinero en efectivo en cajeros de otro país, sí que la mayor parte de los bancos nos van a cobrar unas comisiones que son, de media, de cuatro con dos euros por cada 100 euros retirados. Si el país donde nos marchamos no tiene la moneda euro (R. Unido, Polonia, Noruega…), debemos contar con las comisiones de cambio de moneda asimismo. De esta forma, efectuar compras con tarjeta va a tener un costo del tres% de media por la comisión de cambio de divisa. Si decidimos sacar dinero, este costo se dispara de media hasta los 11,30 euros por cada predisposición de efectivo de 100 euros. Para eludir estas comisiones lo mejor es contratar una tarjeta que no tenga gastos por sacar dinero y que tampoco cobre por operar en una moneda diferente al euro. Para destinos a países con euros, la tarjeta de débito Imagin de imaginBank nos dejará sacar dinero sin coste en cualquier cajero sin límites y la Tarjeta Smart Premium de Santander, con un costo de 24 euros anuales, nos dejará sacar dinero sin límites en cajeros Santander en el mundo entero y hasta 3 veces por mes en cajeros de la UE. Para destinos tanto de países con euro como de países con otra moneda, la tarjeta de débito NX de Abanca asociada a la Cuenta Clara nos dejará operar sin cobrarnos comisiones por cambio de divisa y sacar dinero en cajeros sin coste hasta 5 veces por mes. Con una cuenta extranjera debemos llevar cuidado con las transferencias Es usual que para vivir en un país extranjero sea más cómodo crearse una cuenta bancaria en un banco del propio país. Con esta opción alternativa las comisiones que nos van a aplicar van a ser las propias del banco. Con lo que con mayor seguridad no vamos a pagar por efectuar compras ni por sacar dinero en cajeros, por lo menos de la propia entidad. Sin embargo, en un caso así vamos a deber tomar en consideración el costo de las transferencias internacionales desde nuestra cuenta de España (o bien la cuenta de nuestros progenitores) a la nueva cuenta. Para cobrar la beca Erasmus nos solicitarán un número de cuenta nacional donde ingresarla, con lo que deberemos pasar los fondos a la cuenta que usemos en el país de destino. Para las trasferencias cara fuera de España, debemos distinguir entre las trasferencias SEPA en euros y las trasferencias internacionales en otra moneda. Si se trata de trasferencias SEPA, esto es, traspasos de dinero en euros a un país de la zona SEPA (la mayor parte de los países europeos forman parte), en la mayor parte de los bancos españoles no deberemos abonar comisiones. La Cuenta Corriente Open de OpenBank o bien la Cuenta No Nómina de Bankinter son 2 ejemplos de bancos que no van a cobrar por esta operativa. En cambio, si se trata de trasferencias en otra moneda (por servirnos de un ejemplo, una que se emita en euros, mas se abone en libras), las comisiones pueden ser de más de 50 euros por operación más el costo del cambio de divisa. Para evitarlo existen cuentas como la Cuenta N26 que usa Transferwise para esta clase de operativa, rebajando de forma notable el costo. Entonces, ¿qué cuenta escojo para mi Erasmus? Dependerá de nuestra situación. Conforme el país al que vayamos de Erasmus, las condiciones de la tarjeta que decidamos contratar o bien el costo de las trasferencias, entre otros muchos, nos convendrá una alternativa o bien otra. Además de esto, asimismo es esencial tomar en consideración las condiciones de la cuenta en el extranjero que estemos pensando en abrir, el empleo mayoritario de la tarjeta o bien el efectivo en el país de destino o bien nuestros hábitos financieros. Lo idóneo es contratar una cuenta bancaria de España para movernos los primeros días y después cotejar entre las ofertas de las cuentas locales para seleccionar una que nos convenga. De esta forma vamos a poder tener las dos opciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *