Mbappé, las claves para ser el mejor del mundo


Kylian Mbappé desea ser el rey del fútbol mundial y piensa que ese objetivo lo conseguirá en el Real Madrid. Para ser el número de uno mundial lleva una vida totalmente centrada en ser el más rápido, el más resistente y el mejor con el balón. Entrenamiento y alimentación perfecta adaptada a su ADN.

El futbolista tenía a Cristiano como ídolo desde pequeño. Y ha seguido muchos de sus parámetros. Uno de ellos lo captó hace un lustro. Era una frase del portugués: «No he venido al fútbol a hacer amigos, en el fútbol no hay amigos en el césped, juego para ganar». Es un santo y seña para Kylian, el hijo de Wilfred.

Quiere ser el número uno, el sucesor de Messi y Cristiano, y se acoge a una frase del portugués: «No vengo al fútbol a hacer amigos, en el césped no hay amigos, juego para ganar»

El delantero tiene unos hábitos de vida y alimenticios para lograr el fin que persigue, ser el número uno mundial durante una década, como lo fueron Cristiano y Messi. Mbappé lleva una tabla de ejercicio y dieta. Quiere conseguir que su rendimiento no tenga límite. Su forma física es cada vez mejor y la supera en una labor de evolución de técnica, potencia y velocidad. Esas virtudes sitúan al francés como el gran candidato a suceder a Cristiano Ronaldo y a Lionel Messi como el mejor jugador del mundo. La rutina y una dieta estricta son los otros secretos del futbolista.

Kylian ejecuta un plan especial de ejercicios y alimentación para fundamentar sus cualidades deportivas. Cristiano ha sido su ídolo y copia su sacrificio de entrenamiento, vida y alimentación porque el portugués es el número uno en el reto de extender su carrera hasta los 40 años. Messi no es tan sacrificado como Ronaldo en este capítulo. CR7 es el ejemplo a seguir para Mbappé, para Ramos y para otros muchos futbolistas del Real Madrid actual que conocieron al luso en su labor diaria en Valdebebas.

Todo lo hace, Mbappé, para intentar conseguir un ramillete de Balones de Oro y de premios FIFA World Player, como han hecho Messi y Cristiano a lo largo de tres lustros. Todas esas actuaciones ajenas al campo de juego se denominan el entrenamiento invisible, el que no se ve, el que se realiza con la comida y el descanso.

Una de las facetas copiadas a Cristiano Ronaldo es la talasoterapia, una terapia que aporta beneficios para el cuerpo. Son trabajos musculares con barro, algas marinas y muchas otras especies extraídas del océano que relajan la musculatura y la renuevan, la descansan, sin olvidar la relación psicológica adyacente. Mbappé apoya estos cuidados con baños termales semanales y con masajes diarios. La talasoterapia ayuda a adquirir mayor fuerza física, complementa la reducción de grasas y genera una mejora general de todo el cuerpo.

Mbappé, al igual que Cristiano, acude también a la crioterapia para atacar las lesiones. La crioterapia las «congela«. Es un tratamiento de frío para destruir las células anormales. El frío se aplica directamente sobre el lugar afectado. La crioterapia tiene una labor de cura, es un relajante, disminuye el tiempo de recuperación de una lesión muscular y mejora la circulación sanguínea.

Hablamos por fin de la dieta concreta de Kylian, esa a la que hemos citado varias veces como el entrenamiento no visible. El jugador lleva a cabo una dieta fundamentada en carbohidratos, fibra, vitaminas y proteínas. Realiza cinco comidas diarias.

El plato preferido de la estrella es la pasta con salmón. El salmón es bueno para la musculatura, gracias a su contenido en proteínas, ácidos grasos omega 3, minerales y vitaminas. El francés añade a su dieta el aceite de oliva, lácteos, pescados, arroces, huevos y frutos secos.

El elemento prohibido, para Cristiano, para Messi y por ende para Mbappé, es el azúcar. Aunque en un momento concreto puede ayudar como inyección de energía, si se toma en exceso es contraproducente, porque la acción de las hormonas transforma el azúcar excedente en grasa cuando es consumido en altas cantidades. Dicho efecto provoca sobrepeso. Mbappé, simplemente, ha eliminado el azúcar de su dieta y se centra en carbohidratos y proteínas.

Otro secreto de su éxito físico, clave para explotar sus virtudes técnicas de regate y remate, es que el parisino consume muy poca carne y casi nada de harinas refinadas. Todo, para ser el número uno. Y la figura futura del Real Madrid.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *