El Repsol Honda 2021 se ha presentado de forma oficial este lunes en un acto que se ha llevado a cabo de forma virtual a algo más de diez días de comenzar la época con un test en Losail (Qatar). El equipo de MotoGP va a estar formado esta temporada por los pilotos españoles Marc Márquez, que prosigue de baja por sus inconvenientes en el hombro, y Pol Espargaró, substituto de Álex Márquez y que aterriza procedente del equipo KTM.

Y era, claro la nueva del díaa, saber de qué manera estaba Márquez de ese húmero que se fracturó el 19 de julio y que le impidieron, por diferentes inconvenientes a causa de la caída, volver a la pista. Son unos 8 meses sin el 6 veces vencedor del planeta de MotoGP, mas en este tiempo no solo ha pasado por el quirófano un par de veces más, y por el gimnasio y la mesa del fisio a lo largo de horas, asimismo ha encontrado el tiempo para confirmar que el cuerpo es quien decide sus tiempos tras una lesión como esta. De ahí que, su primer objetivo es, ir pasito a pasito y regresar a gozar de la motocicleta. «Mi primer objetivo es ese. Y claro que deseo regresar. Hace un par de semanas deseaba ver si estaría para los test de Qatar, mas ya me han dicho los doctores que me olvide. Vale, puesto que ahora mi objetivo es llegar a la carrera, el 28 de marzo en Qatar. Si no es posible, puesto que va a ser la segunda carrera en Qatar. Pues una cosa es lo que em afirmen los médicos y otra de qué manera me halle . Pues han sido muchos meses y el cuerpo debe recobrar masa muscular, hay músculos que llevan 7 meses sin marchar. Cuando considere que la condición física está bien, no al cien por ciento, mas sí lo bastante en estupenda condición para correr, lo haré».

Y poquito a poco, hasta reconstruirse totalmente. «No seré el primero de los días el Marc de ya antes. Es un proceso. Primero, regresar a divertirse. En el momento en que te diviertes, comienzas a ir veloz. El propósito final es ser exactamente el mismo conduzco que ya antes. Llegar a tomar esos peligros como anteriormente, si no carecería de sentido hacer lo que hacemos. ¿Cuánto vamos a tardar? No lo sé, esa es la presión que me pongo yo».

Acepta que la precipitación por regresar empeoró todo: «Fue un fallo procurar regresar en Jerez y hubiese sido otro fallo procurar regresar un par de semanas después, en Brno, pues el hueso no estaba afianzado. Fue un fallo de todos, mas la última resolución era mía». Y aceptó que pasó un tiempo complicado, en casa, en medio de la pandemia y con un brazo que no terminaba de avanzar. «Nunca creí que no volvería a pilotar».

Explicó que el nervio está bien, mas que se complicó la lesión por una infección. De ahí la tercera operación, en el último mes del año, en la capital española. «Por mí me hubiese operado ya antes, mas los doctores me afirmaban que solo precisaba tiempo. Y la infección era tan leve que no se veía en las pruebas. Al final debieron hacerme un injerto de mi cadera, me abrieron la rodilla para un injerto vascularizado a fin de que hubiese menos posibilidades de brote. Asimismo he aprendido que carreras existen muchas, mas cuerpo solo hay uno».

Por su lado, la presión pasa del otro lado del garaje, a Pol Espargaró, que sabe realmente bien dónde se ha metido. «Estos colores requieren un nivel de resultados altísimo. No me puedo permitir un año de adaptación. No me quieren en Honda para eso, no estoy para desarrollar la motocicleta. Honda me quiere ganando desde el primero de los días. Con lo que tendré que apretar los dientes desde el principio».

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *