La asamblea que sostuvieron en la jornada del miércoles el encargado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, y el secretario xeral del PSdeG, llamó la atención a ciertos, como el secretario xeral del PPdeG, Miguel Tellado, que consideraban improcedente que el representante gubernativo en la Comunidad se reuniese con el líder en Galicia del primordial partido que da cobertura al Gobierno. No se quedó ahí Tellado, que lo llegó a calificar de «rendir la delegación del Gobierno a los intereses del PSdeG» y de que «mientras [Alberto Núñez] Feijóo encabeza un comité clínico, los socialistas se preparan para hacer demagogia mañana [por este miércoles]».

Tanto Losada como Caballero desearon situar en la normalidad este encuentro. El encargado se mostró abierto a reunirse con los líderes de los otros 2 conjuntos parlamentarios, el popular Pedro Puy y la nacionalista Ana Pontón, y apuntó que el cónclave se generaba a solicitud del secretario xeral socialista. Asimismo, deseó insistir en que es el Partido Socialista el que da «soporte» al actual Gobierno del Estado, al lado del asociado minoritario, Unidas Podemos.

«Ayer un conselleiro presentaba con unos parlamentarios del Partido Popular una ley, no le veo ningún género de inconveniente. Al revés, estoy satisfecho de que el secretario general del Partido Socialista Obrero Español y portavoz del conjunto parlamentario desee conocer de viva voz del encargado del Gobierno lo que ha sido la apuesta del Gobierno de Pedro Sánchez por Galicia». Por su lado, Caballero asimismo cargó contra los populares con la visita del líder nacional del partido, Pablo Casado, a la sede del 112 madrileño al lado de la presidente de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

En un caso así el líder del partido fue más duro en sus palabras que Losada, que sostuvo el tono institucional. Es por este motivo que sí se refirió de manera directa a Tellado, y no exactamente con loas. Lo calificó como una parte de la «sección Vox» del PPdeG, e inclusive llegó a aseverar que «no le agrada la libertad de expresión», «mostrando una ofensa a la libertad política», se quejó a lo largo de la intervención al lado de los medios, que se generó en una heladora Praza do Obradoiro.

En cuanto al resto, y alén de las valoraciones sobre las nuevas medidas sanitarias que fueron anunciadas en la jornada de el día de ayer por el presidente de la Xunta, el encuentro con los medios se fundamentó en rememorar los puntos fuertes que a juicio de los socialistas lleva la acción del Gobierno hasta el momento y en el año de legislatura que se ha cumplido últimamente, y en lo que ubican como puntos claves para este 2021 recién estrenado con los presupuestos asimismo aprobados hace pocas datas en el Congreso, y que son un factor de confrontación en Galicia con el resto de formaciones.

El responsable gubernativo resaltó «el compromiso con los gallegos y sus necesidades» por la parte del Gobierno central, remarcando las ayudas a diferentes colectivos, como pueden ser los ERTE, y otros puntos como el anuncio del dragado de la ría de O bien Burgo, la rebaja de los peajes de la AP-nueve, asimismo pendiente de generarse, o bien el final de las obras del AVE a Galicia.

Por su parte, Caballero aseguró que el PSdeG empleará la «firmeza necesaria» ante Moncloa para asegurar los intereses de los gallegos. Trata de esta manera de eliminar cualquier posibilidad de una imagen de servilismo a la capital de España, un razonamiento que formaciones como el BNG emplean recientemente para disparar a los socialistas gallegos.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *