Una vez que ha pasado el temporal Filomena, cientos de automóviles continúan enterrados bajo la nieve. Si bien podamos tener la tentación de desplazar el vehículo, lo mejor en esta clase de situaciones es aguardar a que la nieve se funda a fin de que podamos circular de manera segura, o bien en cualquier caso, pedir la asistencia de la grúa para retirar el vehículo.

La nieve amontonada en los árboles puede provocar que estos se caigan sobre tu vehículo. En un caso así, desde Protección Civil, recomiendan no intentar retirar el árbol, puesto que podría causar daños en el vehículo y ser peligroso para las personas. En consecuencia, lo más prudente va a ser aguardar a que la nieve se funda y, cuando esto ocurra, contactar con el servicio de Protección Civil para proceder a la retirada del árbol.

Para movernos tras las intensas nevadas deberemos tener en consideración que, si bien hayan pasado las máquinas quitanieves, es realmente posible que, debido a la bajada de temperaturas, se formen placas de hielo el la calzada.

Una de las zonas más perjudicadas por el temporal ha sido la villa de Madrid, El servicio de Grúas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) procederán a retirar los 700 automóviles que fueron abandonados durante la M-30 cuando fueron sorprendidos por la nevada provocada por el temporal ‘Filomena’. De esta forma lo ha dado a conocer este domingo el encargado de Medio Entorno y Movilidad, Borja Carabante, en la conferencia de prensa siguiente a la Junta de Gobierno excepcional festejada tras la nevada histórica de la capital.

La meta del Municipio de la villa de Madrid es recogerlos todos de manera segura y por esta razón ha activado un protocolo gratis para trasladar cada uno de ellos de ellos al depósito municipal y eludir que absolutamente nadie se desplace. Aunque las carreteras empiezan a despejarse, ciertos tramos presentan aún esenciales dificultades y una movilización masiva provocaría otro colapso en la vía de circunvalación y sus ramales.

Una vez se hayan recogido todos y cada uno de los turismos, se sostendrán en el depósito hasta el momento en que la urbe recupere la normalidad. Va a ser entonces cuando los dueños puedan desplazarse hasta allá para recobrarlos. Todo el proceso, insisten desde Movilidad, va a ser gratis y con costo cero para los perjudicados. Se ha habilitado el correo info@mc30.es para esta tramitación, donde el dueño va a deber mandar un e mail señalando su nombre y apellidos, teléfono de contacto, la matrícula de su vehículo, modelo y color y la localización aproximada de dónde lo dejó. Una vez conste ha entrado en el depósito, se comunicará con él.

Si tenemos emergencia por usar nuestro vehículo, ya antes de movernos vamos a deber estudiar el recorrido que tenemos previsto efectuar, y también ir proveídos de cadenas o bien neumáticos de invierno. En cualquier caso, vamos a deber plantarnos si es rigurosamente preciso desplazar el vehículo.

Si no se disponemos de una zapa o bien cualquier instrumento para facilitar la labor, es conveniente echar sal -puesto que la nieve se disolverá- o usar agua caliente para fundirla. mas siempre y en todo momento alrededor del vehículo, y jamás encima de él, en tanto que corremos el peligro de provocar daños irreparables. En la villa de Madrid, el único medio de transporte que se puede usar es el metro. El gobierno regional decidió el día de ayer sostener abierto el Metro de la villa de Madrid las 24 horas. Por el momento es el único medio de transporte operativo en la zona, puesto que ni Cercanías ni buses marchan, y tampoco se puede circular. El Municipio de la villa de Madrid notificó el día de ayer de que además de esto, las estaciones de metro se sostendrán abiertas para permitir que los personas sin hogar puedan protegerse del frío y la nieve las 24 horas.

En el momento de retirar el hielo y la nieve del vehículo debemos tener en consideración una serie de cautelas, en tanto que si empleamos agua caliente para procurar fundir el hielo sobre el parabrisas del vehículo, es muy posible que provoquemos la ruptura de la luna.

Es esencial, vayamos o bien no a usar el vehículo, que retiremos la nieve y el hielo amontonado encima. La nieve en el techo no sirve para solamente que acrecentar el consumo de nuestro vehículo y con algo de mala suerte para provocar un accidente. En algún instante, esa nieve amontonada se va a caer y si lo hace en bloque y circulando a velocidad le vamos a tirar al vehículo que nos prosigue prácticamente una piedra que le dé el susto de su vida y provoque un volantazo inopinado con el consecuente riesgo. Esta nieve amontonada debe retirarse antes que se transforme en hielo, pues va a ser más difícil hacerlo. Por otro lado, caso de que las cerraduras de nuestro vehículo se hayan congelado se aconseja emplear alcohol ya antes que el agua. Podemos aun usar el gel hidroalcohólico que empleamos para limpiarnos las manos y eludir el coronavirus.

Nunca se debe usar agua caliente, pues el cristal se puede partir debido al contraste térmico, y tampoco es recomendable activar los limpiaparabrisas. Tampoco es ideal lanzar agua del grifo o bien de una manguera, pues asimismo puede partir el cristal mas, en todo caso, es muy posible que empeore la visibilidad. La mejor solución es usar la tradicional rasqueta.

«Para desempañar los cristales, además de las lunetas, hay que hacer empleo del aire acondicionado, en su situación de circuito, a fin de que reseque el entorno y disipe la humedad», explica Ernesto Nava, directivo de la Escuela RACE de conducción. Se puede activar a través de el botón A/C de la climatización. La luneta térmica es otro viejo aliado, aparte de la tradicional rasqueta, de la que hay que hacer un empleo intensivo «y no solo un arañazo para poder mirar. Si no el riesgo de no ver a un viandante es enorme».

En el caso de necesidad, para circular por carretera, la Guarda Civil aconseja circular a lo largo del día y usar las cadenas o bien los neumáticos de invierno. Las recomendaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT) son, primeramente, encender las luces de cruce, reducir la velocidad y acrecentar la distancia de seguridad con otros automóviles. Es mejor circular por las rodadas de otros automóviles y eludir desplazar el volante con brusquedad. Los especialistas de la DGT asimismo alertan del riesgo de apresurar al arrancar el vehículo. Para arrancar se debe soltar suavemente el pie del embrague y además de esto, al subir pendientes, se debe usar la marcha más larga posible para no patinar sobre la calzada. Desde este organismo asimismo recuerdan que es principal facilitar la circulación de los automóviles que hacen transitables nuestras carreteras. Por último, recomiendan deja libre el carril izquierdo y circular en convoy para permitir el paso de automóviles de conservación y quitanieves.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *