La costa Amalfitana (en italiano, Costa d’Amalfi o bien Costiera Amalfitana) toma su nombre de su ayuntamiento más esencial, Amalfi, capital histórica de la república amalfitana, una de las repúblicas marineras italianas que dominaron el Mediterráneo en torno al siglo XII. Fue a principios del siglo veinte cuando comenzaron a construirse hoteles de lujo y empezaron a llegar las personalidades más adineradas y exclusivas de Europa y artistas y personalidades como Wagner, Greta Atractivo, Picasso, Klee, Pirandello, Steinbech, Zefirelli o bien Warhol. Actualmente, es uno de los destinos más repetidos en redes sociales, sitio de vacaciones de conocidos y también influencers, que posan en sus fantásticas playas como escenario. Los primordiales pueblos de la Costa Amalfitana: 1. Vietri sul Mare: puerta de entrada de la Divina Costa y cuna de los azulejos como queda claro en la bóveda de la iglesia de San Giovanni Battista con vidrios de Maiolica. En lo que se refiere a sus playas, constan de zonas libres y zonas privadas, algo que se repite en las playas de toda la Costa Amalfitana. 3 playas, Playa Marina di Vietri, Playa La Bahia y Playa La Crestarella. Cetara: el nombre de este pueblo deriva de la palabra latina «cetaria» que en castellano significa atún o bien «cetari», que significa pescaderías de grandes peces. Un genuino pueblo de pescadores que ha preservado su encanto hasta hoy y se ha hecho unes renombrado por sus platos a base de pescado. Maiori: los centros balnearios más frecuentados por sus playas de arena fina, asimismo disponen de hermosas iglesias- respectivamente San Pietro y Santa Maria a Mare, con sugerentes bóvedas envueltas de mayólicas. Minori: es una sorpresa que en ocasiones es ignorada por la fama de otras urbes como Positano o bien Amalfi. Valiosa por la belleza de su naturaleza y por la villa Romana del siglo I, realmente bien preservada y decorada con estucos, mosaicos y frescos. Al lado de Maiori, Minori es uno de los pueblos que más terreno de playa ofrece. Se puede decantarse por abonar por una sombrilla y 2 sillas (unos 20€/día) en una zona privada, o bien utilizar las zonas de playa «libre» generalmente bastante pequeñas. Ravello: desde el 1997 es parte del Patrimonio de la humanidad por la Unesco. Elegante y refinado, es de los pocos pueblos de la Costa Amalfitana que no tiene playas. Fundada en el V siglo, se piensa que fue cobijo de ciertas familias de alta sociedad de Amalfi en un instante de enfrentamiento interno entre las familias más poderosas. Sus primordiales monumentos son su Catedral y las magníficas Villa Cimbrone y Villa Rufolo, sede del renombrado Festival dedicado a la música, el arte y la cultura. Lo mejor de Ravello son sus panorámicas , puesto que desde lo alto deja admirar toda la Costa. Atrani: uno de los pueblos amalfitanos más pintorescos y sugerentes, con el blanco de las casas interrumpido por los colores refulgentes de los jardines. El pueblo se ha desarrollado cerca de muchas iglesias que prosiguen siendo os lugares más bellos para visitar, tanto por las obras artísticas como por los lugares donde se edificaron. Una curiosidad: es el pueblo más pequeño de Italia por extensión, un viejo pueblo construido en solo 0.9 quilómetros cuadrados. Amalfi: urbe que da nombre a la Costa Amalfitana y cuya catedral, en italiano Duomo di Sant’Andrea, con su increíble testera de mosaico. es el símbolo por antonomasia de la urbe de Amalfi y de toda la Costa. La playa de Amalfi es bastante pequeña con lo que la opción mejor para lograr un hueco es arrendar una sombrilla con sillas. Para lograr un hueco sin coste es mejor pasear un tanto y distanciarse del centro. Desde el Puerto de Amalfi salen navíos privados y públicos para hacer recorridos por la Costa Amalfitana. Conca dei Marini: declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Acá se halla la Cueva Emeralda, en italiano «Grotta de ello Smeraldo» descubierta en el 1932 por el pescador Luigi Buonocore. Mide unos 45 x 30 metros y tiene unos 25 metros de altura. Toma su nombre de la tonalidad esmeralda que caracteriza el agua dentro de la gruta, debida a la luz solar filtrada por medio de una grieta submarina que la conecta con el mar abierto. Furore: las pequeñas casas construidas en este pueblo se conocen como “monazeni”, denominación que seguramente procede del heleno y que significa “vida solitaria”. Muchos VIP han escogido este sitio de bastante difícil acceso que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y miembro de la Asociación de los pueblos más bellos de Italia. Praiano: uno de los pueblos más bonitos de la zona, vale la pena descubrirlo recorriendo sus calles y sus monumentos, entre aquéllos que se hallan la Iglesia de San Luca Evangelista, que custodia magníficos cuadros del siglo XVI, y la Iglesia de San Gennaro. Praiano es renombrado por sus atardeceres, que se afirman los más románticos de toda la Costa Amalfitana. Por el camino ribereño «Sentiero sulla Scogliera», se puede llegar hasta la «Torre a mare», una torre militar de la temporada medieval. Desde allá se puede llegar a «L’Africana» una exclusiva disco en la roca, a la que asimismo se puede llegar desde Positano en navío. Las playas de Cala de ella Gavitella y de Marina di Praia son las más conocidas de Praiano. Positano: es el pueblo más turístico de la Costa Amalfitana y uno de los más conocidos internacionalmente. Una joya encajada entre barrancos rocosos. Los tonos de las casas se mezclan con los de las boutiques, los de los laboratorios artesanales y y con los de los refinados bares que animan la vida en las angostas callejuelas de este pueblo al que se conoce como el pueblo de las escaleras, por el hecho de que es imposible visitarlo sin subir y bajar por sus incontables escaleras. La iglesia más esencial de Positano es de del 1200 y está dedicada a su patrona, Santa Maria Assunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *