El ingeniero de software Jonathan Vila, uno de los organizadores del congreso de programadores JBCNConf, que se festeja en Barna, ha afirmado este lunes que «hay que humanizar la tecnología» y hacerla «apasionante» para los más jóvenes. Vila, que trabaja en la multinacional Red Hat, es uno de los impulsores del JBCNConf, el congreso internacional de programadores y desarrolladores Java más esencial del sur de Europa, que entre este lunes y el miércoles 29 de mayo reunirá a más de 800 profesionales informáticos en el Centro de Convenciones Internacional de Barna (CCIB), notifica Efe. En una entrevista con Efe, Vila ha señalado que la gente debe «desmitificar» a los programadores y distanciarse de los estereotipos del cine y las series sobre el sector: «No somos tipos frikis con visera encerrados en una habitación». «Se da una imagen absolutamente extraña de nosotros, tal y como si todos fuésemos hackers», cuenta Vila, quien agrega que realmente la labor de los desarrolladores de software está tras acciones tan rutinarias como usar la aplicación de un móvil para llamar o bien el empleo de cualquier dispositivo electrónico. En verdad, ha apuntado que la programación es un campo laboral con «desempleo cero» y que poco a poco más empresas destinan recursos al desarrollo de software, que ven en distritos tecnológicos como el 22@ de Barna un sitio «muy atractivo» para establecerse y contratar nuevos profesionales. No obstante, uno de los desafíos a los que se encaran las compañías del campo, conforme explica Vila, es que no existe suficiente oferta de programadores con capacitación y experiencia para cubrir la alta demanda de estas compañías: «Internet ofrece una posibilidad infinita de ocasiones de negocio». España es el sexto país de Europa con más oferta de programadores, con cerca de 300.000 profesionales, mas en urbes como Barna se ha liberado en los últimos tiempos una fuerte batalla entre las compañías para captar nuevos talentos. Este es uno de los temas que aborda la presente edición del JBCNConf. Otro esencial reto en el campo es el llamado analfabetismo digital, o sea, la incapacidad de interaccionar, entender o bien utilizar de forma ventajosa las nuevas tecnologías, lo que impide que las personas «puedan beneficiarse de los ordenadores y también internet». En este sentido, el JBCNConf festejará mañana, en su segunda jornada, 2 talleres para adolescentes de 16 años y escolares de 9 años a fin de que aprendan los procesos del desarrollo de software en la creación de juegos y la programación de robots. La solución al inconveniente del analfabetismo digital pasa por la educación, conforme Jonathan Vila, que sugiere educar a los pequeños las nociones básicas sobre programación en la escuela: «Sabemos que no todos serán programadores, mas les asistiría a entender el funcionamiento de muchos dispositivos para parar de ser usuarios pasivos». «Hay que apostar por las generaciones más jóvenes, humanizar la tecnología, hacerla emocionante y también invertir a fin de que sea trasversal, global y que llegue a los dos sexos», agrega Vila, quien piensa que los gobiernos «deberían estar presentes» en este proceso. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *