La marca Dynabook reemplaza a la división de portátiles de Toshiba desde la pasada primavera, y en esta nueva etapa que encara con la experiencia de 3 décadas desarrollando productos renovadores, asimismo desean despuntar en materia de seguridad a fin de que empresas y profesionales efectúen su trabajo sin peligros. La compañía termina de anunciar que sus portátiles Portégé X30-F, Tecra X40-F y Tecra X50-F cumplen con el nuevo estándar de calidad de Microsoft Secured-core (núcleo seguro), transformándose en una de las primeras marcas que resguardan sus equipos portátiles de altas posibilidades, tanto en hardware como en software y protección de identidad. Estos equipos han sido diseñados para campos que manejan informaciones que pueden ser críticas o bien industrias susceptibles a ataques de suplantación de identidad (phising) o bien empresas con un alto porcentaje de empleados móviles que precisan acceso recóndito a información de negocio. En su configuración integran hardware como los chips cifrados Trusted Platform Module 2.0 (TPM) y CPUs con capacidades de seguridad avanzadas, como seguridad basada en virtualización (VBS) y la funcionalidad de seguridad de código con hipervisor de Windows (HVCI), que aísla la memoria y los componentes críticos para quitar ataques o bien los accesos no autorizados al sistema operativo. Merced a las capacidades de seguridad incorporadas en las CPUs, los equipos nuevos protegen la integridad de Windows y su proceso de arranque en frente de ataques avanzados de firmware. Los nuevos portátiles usan la tecnología famosa como raíz activa de confianza para medición (DRTM) que asegura comenzar el sistema de forma fiable, trasfiriendo el control de la CPU al cargador de hipervisor de Windows, el que fuerza una senda de código famosa y medida. Más tarde, la seguridad basada en la virtualización (VBS) emplea el hipervisor de Windows para crear y aislar una zona segura en la memoria y resguardar de esta manera las claves de usuario y los procesos críticos del sistema operativo estándar de Windows. Para fortalecer la seguridad en frente de ataques, hurtos o bien phishing, los nuevos ordenadores usan Windows Hello, sistema que combina sensores biométricos, como la autenticación facial o bien la de huellas dactilares, con el almacenaje de credenciales, como la clave de seguridad FIDO2 o bien el PIN. Además, disponen de una tecnología, llamada Credential Guard, que emplea la seguridad basada en la virtualización (VBS) para bloquear las herramientas usadas en tales ataques y asegurar que el malware que se ejecuta en el sistema operativo no pueda extraer tokens de autentificación. Los nuevos dynabook con núcleo seguro asimismo bloquean los periféricos externos para comenzar la protección de Acceso Directo a Memoria (DMA) de Kernel, salvo que los controladores de estos periféricos aguanten aislamientos de memoria. De este modo, los periféricos con controladores compatibles son reconocidos de forma automática, se comienzan y efectúan DMA en las zonas de memoria asignadas. Por su lado, los periféricos con controladores incompatibles son bloqueados, salvo que un usuario autorizado comience sesión en el sistema o bien desbloquee la pantalla. Además de esto, los computador usan el cifrado de unidad BitLocker que garantiza que el equipo no sea manipulado mientras que el sistema está desconectado. Estas medidas de seguridad auxiliares dan autentificación multifactorial y aseguran que el computador no se empezará o bien reiniciará desde, por poner un ejemplo, estado de hibernación, hasta el momento en que se introduzcan el PIN o bien la clave de comienzo adecuados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *