Los canes tienen la capacidad de reconocer exactamente la misma palabra pronunciada por diferentes personas, extrañas para ellos, conforme una investigación efectuada por la Universidad británica de Sussex. Esta habilidad, hasta el momento reservada a humanos, significa una predisposición de los canes a entender el lenguaje. Lo que estaba claro hasta el instante es que los perros amaestrados pueden entender las órdenes de sus dueños, reconocer voces humanas familiares y saber de qué forma actuar ante oraciones conocidas. Para ello hace falta un proceso de entrenamiento en el cánido, o bien un largo periodo de convivencia del animal con su guía hasta el momento en que las órdenes, voces o bien pequeñas oraciones le son familiares.La novedad de este estudio, publicado el pasado miércoles en la gaceta Biology Letters de la Royal Society se encuentra en la percepción que los canes tienen del habla humana y su fonética. El equipo de la Universidad de Sussex efectuó el experimento con 70 perros de diferentes razas, a los que les pronunciaron múltiples sílabas, sin ningún sentido para ellos, pronunciadas por personas ignotas, específicamente 13 hombres y 14 mujeres.Al observar la reacción de los cánidos a los diferentes sonidos, los estudiosos verificaron que los perros podían reconocer las palabras pronunciadas, esto es que “lograron generalizar los fonemas con independencia de las personas que los pronunciasen”, conforme explicó uno de los autores de este trabajo, el maestro David Reby.“Hasta ahora se creía que esta capacidad de clasificar palabras, sin adiestramiento anterior, estaba reservada para los humanos”, señaló Holly Root-Gutteridge, de la Universidad de Sussex. En verdad en el trabajo, los estudiosos apuntan que “Nuestros resultados señalan que la capacidad de reconocer de manera espontánea exactamente los mismos fonemas mediante diferentes hablantes, y las señales de identidad mediante las expresiones del habla de hablantes ignotos, está presente en los perros familiares y, por tanto, no es un rasgo únicamente humano”.El conjunto de perros fue rodado reaccionando a grabaciones de hombres y mujeres que afirmaban una pluralidad de palabras que sonaban de forma afín, como “had”, “hid”, “heard” and “heed”, palabras que no guardan relación alguna con los comandos habituales que se emplean para los canes, lo que evitaba que pudiesen reaccionar a resultas de cualquier adiestramiento en el hogar. Los perros se grabaron cuando oían a diferentes individuos que pronunciaban exactamente la misma palabra, o bien exactamente la misma persona que afirmaba diferentes palabras.Hasta ahora se creía que esta capacidad de clasificar palabras, sin adiestramiento anterior, estaba reservada para los humanosHolly Root-GutteridgeSegún los descubrimientos del estudio, los perros pudieron reconocer exactamente la misma palabra cuando las pronunciaba diferentes personas y también pudieron distinguir entre diferentes personas por el sonido de su voz. Root-Gutteridge explicó que la capacidad de reconocer los sonidos de las vocales cuando las charlaban diferentes personas se consideraba previamente “exclusivamente humana” y que ahora asimismo comparten los perros.“Queríamos probar si los perros pueden reconocer exactamente los mismos fonemas, los pequeños sonidos que forman las palabras, cuando son hablados por diferentes personas, ignorando las diferencias de acento y pronunciación”. En esta investigación, a los perros no les dio ningún premio ni gominola, ni ninguna caricia ante su reacción a la palabra para no influir en los resultados del estudio. «La capacidad de reconocer las palabras de exactamente la misma manera cuando las charlan diferentes personas es esencial para el habla”, matiza la doctora. «Esta investigación muestra que esta capacidad espontánea no es únicamente humana y que los perros comparten este talento lingüístico”, sentencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *