A menos de 24 horas de que comenzase la primera sesión del juicio por la muerte del pequeño Julen, los progenitores del pequeño y el dueño de la finca de Totalán donde sucedieron los hechos han llegado a un principio conforme que evitaría la entrada en cárcel de David Serrano, responsable del pozo ilegal por donde cayó el pequeño para el que la Fiscalía solicitaba tres años de cárcel por homicidio irresponsable. Mas todo ha dado un giro de 180 grados esta mañana, tras un encuentro entre los abogados (Antonia Barba como acusación particular y Antonio Flores como letrado de la defensa) en el que habrían comunicado a la Fiscalía la conformidad para la realización del pago de una indemnización a los progenitores del pequeño que murió el 13 de enero de 2019 tras caer a un pozo ilegal de 75 metros efectuado a solicitud de Serrano. El pacto, conforme especificaron fuentes jurídicas a Efe, sería de 180.000 euros, de los que 25.000 se habrían ingresado ya esta mañana y el resto se pagarían a razón de 50 euros mensuales hasta el momento en que mejore su coyuntura económica, lo que semeja que ubica muy en un largo plazo la finalización del pago. El pacto asimismo implicaría la aceptación de la culpa, lo que se traduciría en un año de prisión. Al carecer de antecedentes penales, Serrano no llegaría a entrar en cárcel. El pacto se ha producido in extremis y, si bien empezó a concretarse hace meses, habría sido en los últimos días cuando las dos partes habrían acercado posturas.Al parecer, el Ministerio Público ha dado el visto bueno al pacto, con lo que solo tendría que contar con el consentimiento del juez del Juzgado de lo Penal número 9, donde iban a festejarse el juicio. Mañana se festejará allá una vista para firmar el acuerdo. Exactamente evitarse ese amargo trago, rememorar todo el sufrimiento y tener que regresar a visionar imágenes dolorosas es uno de los primordiales motivos por los cuales los progenitores del pequeño han querido llegar a un pacto, pese a que hasta hace poquitos días se mostraban bastante alejados de David Serrano, conforme explicaron a LA RAZÓN en una entrevista cuando se cumplía el primer aniversario de la muerte del pequeño.Una vía de financiación externaSegún el letrado de Serrano, el joven, que se había declarado insolvente, habría encontrado una “vía de financiación externa” merced a la que podría hacer frente al pago de la indemnización, sin concretar los detalles de exactamente la misma. La finca donde sucedieron los hechos ya le fue embargada de cara a poder encarar una posible responsabilidad civil subsidiaria. Ahora, Serrano no entraría en cárcel al carecer de antecedentes penales. Su letrado, explicó esta mañana que el pacto tiene “una parte económica, no por el hecho de que los progenitores quisiesen, que en ningún instante ha reclamado esa parte económica, sino más bien por el hecho de que la Justicia de esta manera lo determina”. Flores aseguró que “en su instante desvelaremos el origen de los fondos por el hecho de que hay que rememorar que David es insolvente”. “Queremos dejar clarísimo que no es un dinero que semeja de la nada, tiene un origen muy específico y también identificado”.Por su parte, Antonia Barba, acusación particular en el caso, ha señalado el “acercamiento” que se ha producido por la parte de David cara José y Vicky, tras el distanciamiento que se generó en el mes de marzo del año pasado, cuando la línea de defensa de Serrano se volvió algo violenta. “Nadie tiene pretensión de que David vaya a prisión”La letrada de los progenitores de la víctima, ha explicado que “ahora sí ha habido un acercamiento, un reconocer esos hechos y ese arrepentimiento que siempre y en toda circunstancia se había dicho por la parte de la familia”. Esta nueva situación entre las 2 familias (José Roselló y la mujer de Davis Serrano son primos), a juicio de Barba «creo que es lo que ha podido llevar a que el día de hoy estemos acá comunicando este principio conforme que estoy segura de que mañana se cuajará.

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *