Los niveles láser son el producto de obra más demandado para 2020

Las herramientas siempre acaban convirtiéndose en los productos que acumulan más ventas a lo largo de cada año. Todos los hogares necesitan utensilios y medios para poder efectuar todas esas pequeñas reparaciones que derivan del día a día. Una mesa que cojea, un grifo que no funciona, un enchufe que se tiene que cambiar… Hay miles de posibilidades, y miles de soluciones que siempre pasan por el uso de herramientas, sobre todo si miramos al sector de la construcción.

De cara a 2020, las listas de productos más solicitados se han actualizado mostrando una tendencia de lo más interesante. Para el año que viene, ni los hogares ni las obras quieren destornilladores, ni cintas métricas, ni llaves inglesas. La herramienta que lidera los productos de obra más solicitados es el nivel láser, un utensilio del que puedes aprender mucho y encontrar los mejores modelos gracias a esta web y sus opiniones.

¿Por qué este cambio de tendencia? Lo habitual en el panorama de los productos de obra y las herramientas en general es que los más utilizados, como martillos, cutters o incluso cintas de medir extensibles sean los líderes indiscutibles. No obstante, el cambio de década ha traído consigo un cambio de tendencia de lo más inesperado. Y las razones, viendo las capacidades de este producto, quedan bastante claras.

El porqué del éxito de los niveles láser

El principal motivo que está aumentando la demanda de los niveles con láser es su propuesta. Muchos de los modelos que se encuentran a la venta, además de ser más pequeños y fáciles de manejar, ofrecen otras funciones que son imposibles de llevar a cabo por el tradicional nivel de burbuja.

No importa el modelo que se escoja, sea uno rotativo o de 360 grados, o incluso uno sobre trípode o profesional. Los usuarios siempre acaban encontrando el que mejor encaje con sus necesidades en el día a día, y lo que es mejor, con unos precios bien ajustados.

Sí, es cierto que, por lo general, sus precios son más altos que los de los niveles tradicionales y, de hecho, si buscamos un modelo con autonivelación, la diferencia es abismal a la hora de pagar. No obstante, esta diferencia también es realmente notable a la hora de usarlos.

Estos modelos en concreto, cuentan con un sistema que indica automáticamente la posición adecuada para conseguir nivelar la superficie sobre la que se coloca. De esta forma, el esfuerzo para conseguir la inclinación perfecta, es decir, la nula, es mucho más reducido. El obrero lo tiene mucho más fácil.

Son mucho más versátiles y cómodos, de hecho algunos cuentan con todo un set de herramientas incluidas realmente envidiable, como puede ser la posibilidad de trazar líneas perfectamente rectas o hasta la inclusión de un sistema de medición. Algo que, entre otras cosas, permite ahorrar en otros útiles y, a la vez, hace que el nivel se convierta en una herramienta polivalente.

Esa versatilidad, sumada a las comodidades, a su tamaño reducido y, en definitiva, a todos los avances que pone sobre la mesa, es lo que ha conseguido que los niveles con láser suban como la espuma entre los productos más deseados. De cara al año que viene, se prevé que sus ventas se disparen exponencialmente. Y, viendo todo lo que ofrecen, desde luego no es algo que sorprenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *