A más de dos.500 quilómetros de distancia de la capital de España, en medio del inhóspito desierto del Sahel y conminados por el terrorismo yihadista, está destinado el heroico Regimiento de Infantería «Príncipe n.º 3», perteneciente a la Brigada Galicia VII que es parte integrante de misión multinacional de adiestramiento de la Unión Europea que desde 2013 esta desplegada en Mali. El contingente de España evitó que, por vez primera desde el instante en que arrancó su actividad, el Centro de Entrenamiento de Koulikoro (KTC) padeciera un ataque y lo hicieron como héroes puesto que la amenaza se generó en la mitad de la obscuridad, con vehículos bombas y explosivos. Era el mes de febrero, cuando de pronto 2 automóviles «pick-up» –los preferidos de los yiahadistas– se acercaron hasta la base en la que están desplegados la enorme mayoría de los soldados del país africano. De manera rápida, uno a uno, los ocupantes salieron con sus armas en la mano y comenzaron a disparar de manera indiscriminada contra una de las puertas de acceso secundarias. Era la antesala de lo que vendrían después. Los automóviles se dirigieron entonces al acceso primordial de la base donde los militares españoles, que se hallaban de guarda, repelieron el ataque con sus ametralladoras pesadas desde un blindado Lince que les resguardaba del tiroteo. La contestación de España despertó la ira de los terroristas. Uno de los conductores hizo explotar el chaleco de explosivos que llevaba pegado en su cuerpo, mientras que, otro de ellos voló por los aires el suyo. Si bien el plan de los terroristas era introducir el segundo de los automóviles con explosivos en el interior en la base, merced a la veloz actuación de los componentes de la Fuerza de Protección de España –Brigada Galicia VII– y la coordinación con los militares malienses no hubo que lamentar ninguna víctima mortal y se evitó que el número de heridos fuera mayor. Pese a la magnitud de la acción, solo 2 soldados malienses resultaron heridos. Esta victoria en frente de los yihadistas fue el motivo por el cual el pasado 14 de julio en el desfile de Francia, los militares españoles fueron los guías, a pesar de que en España absolutamente nadie se enteró. Entre vítores y aplausos desfilaron por los majestuosos Campos Elíseos franceses. Entre los 86 efectivos que representaban a este regimiento estaban , «los héroes de Malí» que recibieron una condecoración por dicho acto heroico. No obstante, el Ministerio de Defensa olvidó mentar el ademán francés tanto en su comunicado como en las cuentas oficiales de Twitter lo que ha provocado el enfado de militares e inclusive el comunicado de la Asociación de Militares Españoles por tal honor concedido. Y es que, como ya adelantó LA RAZÓN, Francia puso a España como «ejemplo de cooperación». «España está presente en todas y cada una de las misiones europeas en curso, sin excepción». En verdad, el Ministerio de Defensa galo encomió la tarea de los efectivos españoles cuando frenaron el intento de atentado suicida en el campo de entrenamiento. En España no recibieron tan loable reconocimiento. Es más ni tan siquiera, el presidente en funciones, Pedro Sánchez, tan presto a las giras internacionales y tras la puesta en escena de su buena sintonía con el presidente francés Emmanuel Macron fueron suficientes a fin de que cogiese un aeroplano y participaran del homenaje. Este Regimiento «Príncipe nº3» es el 2º más viejo de Europa y el más galardonado del Ejército De España, desde su fundación en 1534 bajo el nombre de Tercio de Lombardía. En Mali, se hacen cargo de enseñar a los soldados malienses a fin de que frenen la amenaza yihadista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *