Los conjuntos automovilísticos Fiat Chrysler Automobiles N.V. («FCA») y Peugeot S.A. («Groupe PSA») han admitido alterar ciertos términos del pacto que les comprometa a una fusión 50/50 para la creación de Stellantis, el cuarto constructor automovilístico mundial por sus cifras de producción.

Las dos partes han admitido las modificaciones teniendo presente el impacto sobre la liquidez de la crisis sanitaria del Covid-19 en la industria del vehículo conservando el valor económico y los grandes equilibrios que figuraban en el pacto inicial de cooperación. Las modificaciones han sido aprobadas unánimemente en los Consejos de las dos empresas con el fuerte apoyo de sus accionistas de referencia. El compromiso de EXOR, del Conjunto familiar Peugeot (EPF/FFP) de Bpifrance y de Dongfeng Motor Group (DFG) se ha reafirmado.

El dividendo inusual a repartir por FCA a sus accionistas ya antes de la firma final se ha fijado en dos.900 millones de euros (previamente cinco.500 millones de euros), al tiempo que el 46% de las acciones propiedad de Groupe PSA en Faurecia se distribuirán al conjunto de los accionistas de Stellantis justo después de la firma final y una vez aprobado por la parte del Consejo de Administración de Stellantis y de sus accionistas.

A consecuencia de estas modificaciones, los accionistas respectivos de FCA y de Groupe PSA van a recibir el equivalente al 23% del capital de Faurecia (capitalización de cinco.867 millones de euros al cierre del mercado el 14 de septiembre de 2020), al tiempo que su participación 50/50 en Stellantis -conjunto que dispondrá de dos.600 millones de euros de liquidez suplementaria en su cómputo- se sostendrá inalterada.

De forma complementaria, se ha acordado que los Consejos de los conjuntos PSA y FCA van a poder estimar una distribución de 500 millones de euros a los accionistas de cada empresa ya antes de la firma final o bien, de forma opción alternativa, una distribución de 1.000 millones de euros a todos y cada uno de los accionistas de Stellantis tras la firma final. Estas resoluciones se van a tomar dependiendo del desempeño y de las perspectivas de las dos empresas, como de las condiciones del mercado en el periodo intermedio. Esta posible distribución se efectuará bajo la aprobación de los Consejos de las dos empresas.

FCA y Groupe PSA confirman que el resto del conjunto de términos económicos de su pacto de acercamiento firmado el 19 de diciembre de 2019 se sostienen sin cambios y que la puesta en marcha de la fusión se espera para finales del primer trimestre de 2021, conforme las condiciones anteriormente admitidas para la firma del pacto de acercamiento.

Los consejos de FCA y de Groupe PSA se han mostrado persuadidos de la pertinencia de esta fusión y del potencial de creación de valor, siendo sus puntos clave una actividad con fuerza diversificada y con márgenes elevados en zonas como Europa, América del Norte y Latinoamérica, como en una oferta única propuesta por marcas con una fuerte historia.

Sus productos de referencia cubren el conjunto de los primordiales segmentos del mercado del vehículo, y las dos partes estiman que la nueva empresa va a aprovechar un tamaño meridianamente superior para apresurar el desarrollo de soluciones de movilidad renovadoras y de tecnologías de referencia para los automóviles de nuevas energías, la conducción autónoma y la conectividad.

La estimación de las sinergias anules recurrentes generadas por la creación de Stellantis se han revisado en alza hasta superar los cinco.000 millones de euros contra los tres.700 estimados al comienzo. El costo puntual de la puesta en marcha para lograr estas sinergias asimismo ha aumentado de dos.800 millones de euros a un nivel cercano a los cuatro.000 millones de euros.

En el contexto de este anuncio, C
arlos Tavares, Presidente y Directivo Ejecutivo de Groupe PSA, ha declarado que «con esta nueva etapa definitiva, avanzamos de forma conjunta cara nuestro objetivo en las mejores condiciones posibles y con perspectivas reforzadas para Stellantis. Deseo aprovechar esta ocasión par agradecer efusivamente a los equipos que han logrado crear relaciones recíprocas de confianza, aun a lo largo del periodo de confinamiento provocado por el Covid-19. El factor humano es clave en la activa de un proyecto como este, igual que el apoyo de nuestros accionistas que prueban de nuevo su compromiso para la creación de Stellantis».

Mike Manley, Directivo Ejecutivo de FCA ha señalado el compromiso de los equipos que trabajan en el lanzamiento de Stellantis, como «el de todos nuestros trabajadores que han sabido sobreponerse a los retos planteados por el Covid-19. El anuncio de el día de hoy es una nueva señal de nuestra fuerte determinación común para asegurar a Stellantis los recursos precisos para arrancar sus cualidades únicas, su energía creativa y las numerosas ocasiones de creación de valor de todas y cada una de las partes implicadas».

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *