Desde que empezamos a ver como la normalidad desaparecía en el horizonte por culpa de la pandemia, los ciberdelincuentes han estado sacrificándose por sacarle todo el provecho posible a la enfermedad. Esto ha provocado que, a lo largo de los últimos meses, los ataques relacionados con la enfermedad se hallen entre las mayores amenazas a las que se hace frente en la red de redes. En estos instantes, en el que una buena parte de los laboratorios farmacéuticos del planeta se hallan buscando una cura, los criminales han encontrado en la futura vacuna un filón.

Conforme la compañía de ciberseguridad Check Point, el número de webs maliciosas relacionadas con una vacuna para el Covid-19 ha crecido bastante entre junio y julio. Tanto que, en estos instantes, uno de cada 25 dominios maliciosos relacionados con la pandemia hacen mención de manera directa a la vacuna.

«Los cibercriminales aprovechan las últimas noticias, sobre todo aquellas que producen inseguridad, para lanzar sus campañas de ciberataques. En un caso así, las informaciones que charlan de que múltiples instituciones están efectuando grandes avances en la carrera para hallar una vacuna que frene el virus son el gancho idóneo para los cibercriminales, quienes sacan partido de la necesidad de conocer más detalles sobre esta vacuna», explica a ABC Mario García, directivo general de Check Point en España y Portugal.

De momento, la compañía ha encontrado múltiples formas de ataque. Entre ellas se halla una campaña por e-mail en la que los cibercriminales mandan mensajes con el tema «URGENT INFORMATION LETTER: COVID-19 NEW APPROVED VACCINES» («Carta de información urgente: COVID-19 nuevas vacunas aprobadas», en español). En su interior, el correo electrónico aloja un virus informático desarrollado para compilar información del equipo infectado; como es el caso de claves de acceso y nombres de usuario.

La firma de ciberseguridad asimismo se ha hecho eco sobre otra ciberestafa en la que los atacantes mandaban a la víctima correos en los que se aseveraba que en G. Bretaña se está avanzando mucho en el desarrollo de una vacuna. Dentro de estos mensajes había un hipervínculo que redirigía a la víctima a una página maliciosa, que simulaba ser la oficial de una farmacéutica canadiense, en la que se procuraba hurtar datos.

Pese al repunte en el número de sitios maliciosos relacionados con la vacuna, Check Point ha detectado que el número de ciberataques relacionados con la pandemia va a menos. De esta manera asevera que, si bien las cantidades de junio fueron elevadas, en el mes de agosto han descendido bastante. «En julio, presenciamos un promedio de cerca de 61.000 (60, 962) ataques relacionados con la corona, una minoración de más del 50% en comparación con el promedio semanal de 130.000 ataques en junio», explican desde la compañía.

Para eludir caer en ataques de este género, los especialistas en ciberseguridad aconsejan sospechar, por sistema, de todos aquellos correos que resulten ligerísimamente sospechosos; así sea por su apariencia o bien pues ignoran quién es el expedidor. Check Point comparte que, en estos instantes, el 82 por ciento de los ciberataques contra organizaciones empiezan con un «email»: «Dado que los ataques por e-mail normalmente implican el factor humano, las bandejas de entrada de e-mail de los empleados son el eslabón más enclenque de su organización. Cerrar esta brecha de seguridad requiere protección contra múltiples vectores de amenazas: ciberestafas, virus informático, hurto de datos y toma de control de cuentas».

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *