Las nuevas infecciones proseguirán medrando en los próximos 15 días en la zona recluída del Segrià (Lérida), donde la incidencia de la enfermedad ya es 20 veces superior, conforme ha reconocido en conferencia de prensa la gerente de la Zona Sanitaria de Lérida, Alto Pirineo y Arán, Divina Farreny.

En un encuentro con los medios siguiente a la celebración de la recién constituida comisión territorial de seguimiento de la evolución del coronavirus en la zona, las autoridades sanitarias y epidemiológicas de la zona han apelado a una acción colectiva a fin de que se reduzcan los contactos sociales y la movilidad en los próximos días y se extremen las medidas de prevención, en especial la de sostener la distancia social, con la intención de eludir acciones más radicales como el confinamiento en los hogares, opción que la Generalitat no descarta si no se contiene la infección en los próximos días. La comisión de seguimiento va a tomar la temperatura daria a la infección mas en 7 y 14 días se va a hacer una valoración más profunda de la situación en la zona.

«El efecto no es de un día para otro»
Lo que los responsables de salut en el terrritorio dan por hecho es que las nuevas infecciones van a ir en alza en las próximas semanas, en tanto que «el efecto de las acciones que se están realizando no se percibe de un día para otro», apunta Farreny, quien ha querido lanzar un mensaje de optimismo a la población. «La situación que vivimos no es la de marzo-abril. Si pudimos supervisar la cadena de transmisión entonces. Ahora podemos hacerlo con una acción colectiva», ha dicho.

La gerente ha reconocido que a pesar de que se están aplicando las medidas epidemiológicas de control de la infección, consistentes en la detección de nuevos casos, el aislamento de los positivos y la identificación de los contactos con la pertinente cuarentena, «la situación es difícil y solo lograremos supervisar la infección complementando esa vigilancia epidemiológica con acciones individuales consistentes en cumplir las medidas de prevención, en especial sostener las distancias».

«La mascarilla es esencial cuando no se puede sostener esa distancia, mas por si acaso misma no es suficiente». Por su lado, el doctor Pere Godoy, responsable del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de Lérida y el Alto Pirineo, reconoció una doble perspectiva de la situación en el Segrià, desde el punto de vista epidemiológico. «Por un lado, la situación es buena por el hecho de que tenemos detectado el origen de los casos; mas por otra parte, la situación no es tan buena por el hecho de que ha habido transmisión comunitaria y eso es considerablemente más bastante difícil de controlar», ha dicho Godoy. «Los trabajadores del campo han llevado el virus a sus familias y desde estas transmisiones familiares se ha trasladado a la comunidad», ha explicado el epidemiólogo.

Descongestionar las emergencias
Por otra parte, Farreny ha hecho un llamamiento a la población a fin de que no asista a emergencias cuando tenga solo sospechas o bien síntimas leves sino asista a su medico de cabecera para no congestionar estos servicios y resguardar al personal sanitario. Ha avanzado asimismo que se han limitado las visitas a los geriátricos, otro de los puntos sensibles de la pandemia.

Para asegurar el confinamiento, se han efectuado asimismo controles policiales en los accesos al Segrià. Conforme ha informado la directiva general de Interior en Lérida, Montserrat Messeguer, hay en estos instantes 25 puntos con cobertura policial física, 3 de ellos con Guarda Civil y uno con Guarda Urbana de Lérida. Tambièn hay 5 puntos con barreras físicas, consistentes en conos temporales.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *