Los bancos vuelven a la carga con el cobro de comisiones para los clientes menos vinculados


Nuevo golpe para el bolsillo del consumidor en plena ‘cuesta de septiembre’ con el precio de la luz disparado, el reciente encarecimiento de los alimentos en la cesta de la compra y la inflación en tasas no vistas en los últimos nueve años. Hasta seis grandes bancos con sede en España coinciden en el cobro de una comisión de mantenimiento de sus cuentas a los clientes menos vinculados. En concreto, BBVA aplicará de forma trimestral un cobro de 40 euros, así como Banco Sabadell (30 euros) y Unicaja (30 euros). El resto lo aplicarán dentro de un plan mensual: Banco Santander (hasta 20 euros), Bankia (hasta 14 euros) e ING (10 euros). Estas seis entidades cobrarán de este modo comisiones

 a los usuarios que no tengan una nómina domiciliada de un importe determinado o que no se ajusten a los requisitos exigidos para operar gratis, según datos del comparador financiero HelpMyCash.com.

Los datos que se extraen del II Barómetro de Comisiones de Asufin confirman que los bancos han encarecido en los últimos doces meses sus recargos por los servicios prestados a cambio. Los incrementos los lidera Banco Santander, que ha pasado de cargar 144 euros a 240 euros anuales, es decir 94 euros más, aunque al mismo tiempo que lanzado un nuevo producto bonificado. Le sigue Ibercaja, con comisiones que se han encarecido de los 72 a los 120 euros anuales, es decir, 48 euros más. En tercer lugar se sitúa Kutxabank, cuyos honorarios han subido de 60 a 100 euros anuales. CaixaBank también ha subido el precio de sus comisiones y tras la absorción de Bankia, pasa a cobrar a sus clientes no vinculados unos 60 euros con respecto a los 48 euros de hace un año. La entidad que menos comisiones cobra es Abanca con 50 euros por mantener la cuenta y 28 euros, la tarjeta de débito.

Por otro lado, del análisis de Asufin se extrae que 240 euros es la comisión máxima anual por mantener una cuenta que aplican las entidades en España. Por contra, el importe mínimo por este concepto se sitúa en unos 50 euros anuales. Además, 110 euros es la cuantía media en comisiones de mantenimiento que cobran un total de 13 entidades en España analizadas por Asufin. A esta cifra se suman otros 30,16 euros de media por contratar una tarjeta de débito.

Brecha financiera

Desde el comparador HelpMyCash.com recuerdan que las entidades han endurecido las condiciones en los últimos meses y que obligan a contratar determinados servicios o a cumplir con varios requisitos para no pagar como domiciliar ingresos, recibos, ejecutar varios desembolsos con las tarjetas de crédito o débito e incluso rubricar la contratación de seguros o fondos de inversión. No obstante, cada banco establece sus propias condiciones y límite en los ingresos y cuantías. «Se está intensificando la discriminación que hacen los bancos entre sus clientes rentables, con los que se bonifican las comisiones a cambio especialmente de vinculaciones y contrataciones de otros productos y los que no, y precisamente se elevan las comisiones para hacer más importante la brecha», explica el experto financiero de iAhorro, Antonio Gallardo.

Esta política comercial de las entidades se centra en dos objetivos: captar clientes vinculados y por otro, aumentar ingresos vía cobro de comisiones. «Se busca por un lado, que centres todo en la entidad en la que tienes la nómina o la traslades. Por otro lado, si no tienes esa posibilidad que pagues por ello», agrega Gallardo. «El banco busca que su cliente se vincule al máximo. Se acabó tener la nómina en un banco, la hipoteca en otro y la cuenta de ahorros en un tercero, el banco quiere ser el único que te sirva sus productos y así poder rentabilizar al usuario», coincide el cofundador de
sincomisiones.org
Gabriel Rodríguez.

La escasa rentabilidad que cosecha la banca es otra de las razones de esta política algo agresiva para el cliente. «Los bancos actualmente solo pueden mejorar en intermediación de productos para ampliar su negocio. Esto es complejo cuando se intenta que la morosidad no crezca y aún hay dudas de como será la recuperación en el futuro, por lo que las comisiones son atractivas en la mejora de sus resultados», puntualiza el experto de iAhorro. «En realidad el banco no pretende cobrar ese dinero, sino que el cliente se ligue más a la entidad y quiera poder evitar estas comisiones domiciliando su nómina o recibos», interpreta Rodríguez.

Evitar los pagos

En Asufin también destacan que la nómina u otro tipo de ingreso, como el de la pensión, es el condicionante más común para eximir a un cliente de pagar cargos. Los ingresos exigidos parten de un mínimo de 600 euros, aunque la cantidad media se situá en 800 euros. Si bien en el caso de otros productos, como préstamos o tarjetas, sí se han flexibilizado las condiciones con moratorias de pago, en el caso de las cuentas no ha sido así, según destacan desde la asociación de usuarios financieros.

Por su parte, fuentes del comparador HelpMyCash.com inciden en que evitar las comisiones es sencillo y aconsejan abrir una cuenta en otra entidad que no exija el cumplimiento de requisitos de vinculación como la mejor estrategia para prevenir el pago de estos cargos. Otra alternativa reside en pasarse a la banca online y a entidades que operan en Internet. Desde la OCU, por su parte, apuestan por cuentas que ofrecen algún tipo de retribución a sus clientes.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *