El positivo de Valentino Rossi, que el propio conduzco anunció el jueves, ha creado un vacío en el paddock en este Gran Premio de Aragón de temperaturas muy, muy bajas. Podía haber calentado el entorno la vuelta a MotoGP de Jorge Lorenzo, puesto que como conduzco de pruebas de Yamaha bien podría ser quien agarrara la M1 que tantos éxitos le dio anteriormente para reemplazar la baja del italiano en el circuito de Motorland-Alcañiz. Mas las ideas de la factoría nipona no pasan por repescar al de España. Por lo menos, en corto plazo.

«En este instante, no habíamos pensado en substituir a Rossi en esta primera carrera, y muy seguramente tampoco lo hagamos para la segunda [también en Alcañiz]», explicó Massimo Meregalli, directivo del equipo Yamaha, en Dazn. Las reglas de Dorna señalan la obligación del remplazo siempre y cuando la próxima carrera no comience ya antes de los 10 días, y en ello se protegen para no tener que buscar substituto para las 2 carreras seguidas en Motorland. Mas si se alargase su positivo, o bien no mejorara -el italiano acusó dolor general, de cabeza y fiebre-, van a deber contemplar opciones. «Si no llegase a Valencia (ocho de noviembre) entonces sí pensaríamos en algún otro conduzco a fin de que corriese por él. Y Jorge es uno de los candidatos», afirmó el jefe de Yamaha.

No obstante, el tirotear debería ponerse a punto para volver al Mundial. Una vez que en la era precovid aun se estudiase la posibilidad de ofrecerle una convidación para el Gran Premio de Cataluña, Lorenzo semeja haber perdido sus facultades, sobre todo la velocidad. «En las pruebas que hicimos en Portimao vimos que Jorge ha estado fuera de la motocicleta 8 meses y está falto de ritmo. Debería acostumbrarse nuevamente a la frenada, la aceleración, la velocidad, esto que ha perdido en estos meses. Si fuera quien reemplazara a Rossi, deberíamos hacer que realizase otra prueba entre Aragón y Valencia», concluyó Meregalli.

En esas pruebas de Portimao, el propio Lorenzo se apreció extraño. «Sinceramente no me aguardaba tener tantas contrariedades para amoldarme nuevamente a las velocidades altas y las sensaciones rápidas», señaló, último en los registros, a más de 4 segundos de la cabeza. Y Rossi advirtió: «En Malasia, en el mes de febrero, no estuvo mal, mas afirmó que no había vuelto a subirse a una motocicleta hasta el momento [octubre]. Es una enorme ocasión tener a Lorenzo como probador, mas si estás 8 meses sin tocar una motocicleta es imposible que puedas llevar una MotoGP al máximo después».

Lorenzo afirmó adiós al Mundial de MotoGP en el mes de noviembre de 2019, con un año de contrato con HRC aún en vigor. Mas la carencia de comprensión y desempeño con la Honda hizo que perdiese la motivación para proseguir. Sin espacio en ningún otro garaje, decidió gozar de la vida. Poco más tarde, y asimismo por sorpresa, se anunció que se incorporaba como conduzco probador a Yamaha, la factoría en la que logró sus mejores éxitos. No obstante, la ausencia del circuito semeja haberse dejado apreciar para el tirotear y la factoría azul prefiere agotar los tiempos con Rossi, a la espera de que no se extienda su positivo por Covid-19 -contagiado en una celebración con amigos, como Uccio Salucci-, mientras que recobran el gen competitivo de Lorenzo.

Tampoco va a estar el último día de la semana Tony Arbolino, de Moto3, al tener que guardar cuarentena por sentarse al lado de un positivo en un aeroplano.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *