lo que hay que saber sobre los vehículos de cuatro ruedas más asequibles

Publicado el Por Julio Gracia


Los microcoches, pequeños vehículos para dos ocupantes, están de moda. En las últimas semanas un buen número de novedades, la inmensa mayoría eléctricas, se ha sumado al puñado de modelos que desde hace años existe en el mercado. Dos fabricantes, Silence y e-Miles, apuestan incluso por producirlos en España, en las instalaciones que Nisan dejará libres en Cataluña a partir de noviembre.

Desde el sector constatan una demanda superior a la que existía antes del coronavirus, motivada en parte por el temor al transporte público tras la pandemia pero también por el interés que este tipo de vehículo suscita entre los jóvenes, incluyendo la denominada «Generación Z», posterior a 1996.

«Las ventas están subiendo de forma considerable», constata Óscar Castellano, director general de
Aixam Ibérica
, la marca que más vende en España. Aunque las matriculaciones son modestas, con 268 cuadriciclos ligeros y 353 pesados en septiembre, los datos de la asociación de fabricantes de vehículos ligeros, Anesdor, muestran un alza del 43,3% y del 45,9%, respectivamente.

Un incremento paralelo al que se está produciendo en toda Europa, según Aixam. La empresa, especializada en los ligeros, está registrando un alza de la demanda del 40% a nivel europeo y su fábrica, localizada en Francia, «está a plena capacidad y cerca de su récord histórico de producción». Entre los motivos, Castellano destaca que este tipo de vehículos «se han puesto de moda entre la gente joven», lo que ha ampliado una base de clientes que hasta hace no mucho se circunscribía especialmente al ámbito rural y conductores envejecidos. Entre sus virtudes, además de la practicidad derivada de sus pequeñas dimensiones -menos de 3 metros de longitud- cabe mencionar que se pueden encontrar modelos desde 7.200 euros.

El mercado se divide entre los cuadriciclos ligeros (L6), los mal llamados coches sin carné -requieren permiso AM de ciclomotor-, que no superan los 45 kilómetros por hora y se pueden conducir desde los 15 años de edad; y los cuadriciclos pesados (L7). En este caso su potencia máxima es de 15 kW y requieren en España del permiso B, con una potencia de hasta 15 kW, que les permite alcanzar velocidades de hasta 90 kilómetros por hora y aventurarse incluso por autovía. Un escalón por encima se sitúan turismos como el smart ForTwo, que, pese a tener un enfoque igualmente urbano, están sujetos a requisitos de homologación y de seguridad más exigentes. El sector reclama, de hecho, la implantación en España del carné B1, que permita acceder a los pesados con 16 años, como sucede en países como Italia o Portugal.

La electrificación está impulsando la llegada de nuevos actores, como Silence, que acaba de presentar el prototipo de S04; o la italiana XEV. Ambas comparten una idea innovadora: las baterías extraíbles e intercambiables, que prometen acabar con los prolongados tiempos de carga y paliar la falta de electrolineras. Pero también la entrada en este mercado de fabricantes automovilísticos establecidos, como Toyota, que acaba de lanzar en Japón el C+Pod, o Citroën y Opel, con los modelos gemelos AMI y Rocks-E.

1. XEV Yoyo

La compañía Elecmobility acaba de iniciar la comercialización en España del XEV Yoyo, con diseño italiano (aunque se produce en China), baterías extraíbles y tecnología de impresión en 3D, que se utiliza para personalizar detalles tanto en el interior como en el exterior. Parte de 10.690 euros una vez se aplica el Plan Moves III de incentivo a la compra de vehículos eléctricos. Está homologado como cuadricilo pesado (L7e-C), y alcanza los 90 kilómetros por hora. Puede aparcar en prácticamente cualquier sitio, gracias a sus 2,5 metros de longitud y 1,5 de anchura, y homologa una autonomía de hasta 160 kilómetros.

2. Citroën AMI

Quizá sea el vehículo que mejor ha ejemplificado el nuevo interés por los microcoches. Busca facilitar la movilidad en unos centros urbanos cada vez más congestionados, y en el que proliferan las restricciones a los vehículos térmicos. Para su conducción basta con el permiso AM de ciclomotor, aunque su velocidad máxima de 45 por hora el imposibilita acceder a autovías como la M-30. De enfoque original a la vez que espartano, está a la venta desde 7.200 euros, una vez se aplican las ayudas del plan Moves III, y su autonomía es de 75 kilómetros.

3. Invicta D2S

El Invicta Electric D2S, fabricado por la china Zhidou -en el país asiático, donde se fabrica, se vende como Zhidou D2S- puede encontrarse en España homologado como turismo o como cuadriciclo. En el primer caso cuenta con un motor de 17 kW, que le permite alcanzar una velocidad máxima -limitada- de 85 kilómetros por hora, con una autonomía de unos 150 kilómetros. De diseño italiano, incorpora un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil, y puede encontrarse por un precio de partida de 12.995 euros antes del Plan Moves.

4. Silence S04

Silence, el fabricante catalán de motos eléctricas que rápidamente se ha convertido en una de las marcas de referencia a nivel europeo, anunció la semana pasada su primera incursión en el mercado de los vehículos de cuatro ruedas. El S04 incorpora el sistema de baterías extraíbles de la marca, que ya utiliza en sus motocicletas. Estará disponible como cuadriciclo ligero L6 o pesado L7. En este segundo caso la velocidad máxima estará limitada a 90 kilómetros por hora. Carlos Sotelo, el CEO de la compañía, ha avanzado su intención de producirlo en los terrenos que Nissan dejará libres en diciembre. Su precio, según avanzó el propio Sotelo, partirá del entorno de los 7.000 euros.

5. Aixam Coupé

La casa francesa Aixam, nacida en 1983, es actualmente la que más vehículos «sin carné» vende en España. Opera aquí desde 1996 y cuenta con cerca de un centenar de puntos de venta y posventa. Su modelo de referencia es el Coupé, con variantes EVO, GTI y Premium, cuyo precio parten desde los 13.999. Está impulsado por un motor diésel de 8 CV, que ofrece un consumo medio de 3,1 litros a los cien kilómetros. En breve, además, llegarán al mercado variantes cien por cien eléctricas, de idéntica estética. El equipamiento incluye de serie radio MP3 con USB, luces diurnas LED y caja de cambios «ultra-soft» de dos velocidades. Puede equipar opcionalmente frenos con sistema antibloqueo ABS, climatizador o alarma perimétrica. La marca comercializa también en España los modelos Minauto, con versiones Access, GT y Cross, y cuyo precio parte de 8.999 euros; y el furgón Pro, para el transporte de mercancías.

6. Renault Twizy

En 2012 Renault comenzó a producir en su planta de Valladolid el Twizy, el primer eléctrico fabricado en serie en España. El cuadriciclo llegó a ser el eléctrico más vendido de Europa, y aún hoy continúa a la venta (desde 11.855 euros), si bien su producción se trasladó a Corea en 2019 para dejar sitio al taller de baterías de los nuevos Captur y Mégane enchufables. Aunque su producción nunca fue masiva, ayudó a mantener operativa la instalación cuando su continuidad era dudosa, en el interregno tras el final del modelo Modus,


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *