La cifra de negocio del Conjunto Renault se situó, en el primer semestre de 2020 en 18.425 millones de euros, lo que supone un descenso del 34,3% respecto al primer semestre de 2019. A tasa de cambio y perímetro incesantes, la cantidad de negocio del Conjunto habría bajado un 32,9%.

La cantidad de negocio del Vehículo, sin AVTOVAZ, se ubica en 15.727 millones de euros, siendo un 36,6% inferior en comparación con el primer semestre de 2019.

Esta caída se debe eminentemente a una contribución negativa tanto del efecto volumen de 29,6 puntos como de las ventas a asociados por un valor de siete con tres puntos. Estos 2 impactos son eminentemente las consecuencias de la crisis sanitaria del Covid-19. El efecto de la tasa de cambio, negativo por un valor de uno con cinco puntos, está relacionado eminentemente con la depreciación del Peso argentino, el Real brasileiro y la Lira turca.

Conforme Luca de Meo, directivo General de
Renault, «esta situación no tiene precedentes, mas no es terminante. Todos y cada uno de los equipos directivos y los empleados del Conjunto, estamos absolutamente movilizados para corregir esta situación con una rigurosa disciplina que va a ir alén de la reducción de nuestros costos fijos. Prepararse para el futuro asimismo significa edificar nuestra estrategia de desarrollo y trabajamos activamente para lograrlo. Tengo plena confianza en la capacidad del Conjunto para recuperarse».

Por su lado Clotilde Delbos, directiva General Anexa Renault, estima que «la crisis sanitaria que vivimos en nuestros días ha tenido un fuerte impacto en los resultados del Conjunto a lo largo del primer semestre del año y ha venido a sumarse a nuestras contrariedades precedentes. La movilización de todos y cada uno de los empleados nos ha tolerado hacer en frente de esta situación. El cumplimiento de este compromiso, el proyecto de plan de reducción de costos 2o22, nuestras reservas de liquidez y, como es natural, la llegada de nuestro nuevo directivo General, me hacen tener confianza en nuestra capacidad para recobrar, lo más veloz posible, nuestra competitividad»

Teniendo en cuanta las incertidumbres existentes sobre la situación sanitaria, tanto para Europa para los países emergentes, el Conjunto estima que no es posible administrar unas previsiones fiables para el ejercicio. Además de esto, el Conjunto confirma su objetivo de lograr 600 millones de euros en reducciones de costos este año, lo que supone un 30% del ahorro aguardado en el plan 2o22.

Desde el Conjunto Renault concluyen, una vez conocidos los resultados del primer semestre del año, que el efecto costo, positivo por un valor de dos,0 puntos, tiene su origen en el reposicionamiento de nuevos automóviles, eminentemente Clio y Captur, mas asimismo en los sacrificios para compensar los costos derivados de las reglamentaciones en Europa y las devaluaciones en los países emergentes.

El efecto mix/producto es positivo por un valor de 0,4 puntos merced al incremento de ventas de ZOE.

Los «otros» efectos tienen un peso negativo de 0,8 puntos, debido eminentemente a un descenso de la contribución de las ventas de piezas y accesorios, actividad que se ha visto con fuerza impactada por las medidas de confinamiento.

El Conjunto registró un margen operacional negativo de -1.203 millones de euros (-seis,5% de la cantidad de negocio). El impacto negativo de la crisis sanitaria del Covid-19 puede estimarse en cerca de 1.800 millones de euros5, a lo largo de este semestre. El margen operacional del Vehículo, sin AVTOVAZ, desciende dos.629 millones de euros hasta los -1.648 millones de euros.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *