Apostar por un establecimiento oficial siempre y en toda circunstancia es cuestión de garantía, y de este modo lo hacen el 32% de los compradores nacionales para los que el mantenimiento de su vehículo es una de sus primordiales preocupaciones, conforme la Asociación Madrileña de Distribuidores de Vehículos (AMDA). Ciertas ventajas de asistir a estos talleres son:

-Cuidado con los descuentos: en lo relativo al ámbito del vehículo, el costo es uno de aspectos en lo que fijarse en el momento de adquirir un vehículo y en su mantenimiento asimismo. «Los talleres oficiales aplican de forma estricta las tarifas que fijan las marcas conforme los tiempos estipulados y optimados conforme los estándares del fabricante», asevera Carlos Bustillo, presidente de AMDA. En cambio, «los talleres multimarca pueden aplicar tarifas más bajas mas resulta conveniente meditar sobre si el trabajo se ha efectuado en exactamente el mismo tiempo que calcula una marca y con exactamente los mismos estándares de calidad».

-Apuesta siempre y en toda circunstancia por los repuestos originales: el cuidado del vehículo demanda revisiones periódicas y un buen mantenimiento, para esto, es indispensable la utilización de materiales de calidad, como lubrificantes y comburentes, sin olvidar la originalidad de los repuestos que pueda precisar el vehículo. Además de esto, «algunas de las averías que se pueden generar en un vehículo son propias del modelo en cuestión, con lo que los servicios oficiales van a estar al tanto de ello y van a poder resolverlas de forma veloz y eficaz», apunta Bustillo. En un taller oficial asimismo cuentan con equipos de diagnosis y herramientas con perfección amoldados a los modelos de su marca.

-Formación continuada del personal: los mecánicos de los concesionarios oficiales reciben una capacitación concreta y continua de forma directa de la marca, lo que les deja «conocer a fondo y estar centrados en los modelos en cuestión. Asimismo saben las peculiaridades y peculiaridades de cada uno de ellos, por muy pequeña que sea la diferencia», señala Bustillo. «Contar con una mano de obra distinguida es, indudablemente, un factor de confianza para los conductores que precisen de los servicios oficiales».

-Durabilidad de los coches: la realización de las revisiones en un taller oficial autorizado por la marca garantiza el buen funcionamiento del vehículo y prolonga la vida útil del vehículo, reduciendo el número de reparaciones a lo largo del año. «Hay que mentar que un mantenimiento en taller oficial agrega valor al vehículo, en tanto que en el libro de mantenimiento consta de esa forma. Asimismo garantiza una mayor vida del mismo. Además, ciertas marcas tienen unos programas singulares para los automóviles de más edad en los talleres oficiales», asevera el presidente.

-Máximo conocimiento y garantía del vehículo: es cada vez más frecuente que los automóviles incorporen tecnologías más avanzadas. Seleccionar un taller que esté al tanto de ellas es esencial para asegurar la seguridad y exender la vida útil del vehículo. Por otra parte, un servicio especializado, un mayor conocimiento del vehículo y el empleo de repuestos originales habitualmente se traduce en un mayor periodo de garantía para la operación efectuada, que por ley es de 3 meses o bien 20.000 quilómetros.

-El beneficio de un buen servicio postventa: además de esto, resulta conveniente tomar en consideración que el servicio posventa de las marcas ofrece una extensa gama de servicios, como acostumbra a ser un vehículo de substitución para asegurar su movilidad mientras que su vehículo continúa en el taller. Cabe incorporar que en los concesionarios los clientes del servicio se hallan un ambiente agradable en el que les ofrecen información detallada de su reparación y consigue una garantía que respalda el propio fabricante.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *