Las tres reglas de la DGT para circular bien por una glorieta


Existe una gran variedad de diseños de glorietas, pero en todas ellas el conductor debe tener en cuenta los mismos principios: ceder el paso a quienes están dentro de ella y escoger el carril que considere más adecuado en función de la salida que vaya a tomar; una vez dentro, tiene preferencia el vehículo que está ocupando un carril respecto al que va a acceder a él; y, para salir de la glorieta, es imprescindible situarse previamente en el carril exterior; y si no ha sido posible, efectuar un nuevo giro para colocarse con tiempo en esa posición.

Aún así, muchos conductores encuentran dificultades para circular correctamente por ellas, según la
Dirección General de Tráfico
(DGT), y, por ello, resaltan cuál es la forma correcta de circular por estas vías:

Según Daniel Hernández, gerente de
Doncar
, entre los principales factores que influyen en el aumento de la siniestralidad en las glorietas destaca que «muchos conductores desconocen cómo deben hacerlas correctamente sin entrañar peligro para la seguridad vial». Según su experiencia como formador no hay reciclaje de los conductores en España de ningún tipo y «una persona que se sacó el permiso hace 40 años, no sabemos qué conocimiento o desconocimiento ha adquirido durante todos esos años, más allá de la renovación del examen psicotécnico». Además destaca que hay miles de conductores sin ningún control sobre cómo han evolucionado sus conocimientos «ya que muchas normas, el tráfico, los vehículos y las infraestructuras han cambiado sustancialmente«.

Desde su ponto de vista, se podría reducir el número de accidentes registrados en las glorietas «haciendo un curso, como se hace ya en algunos países, de unas 5 horas de duración, con vídeos y unas clases en la autoescuela. Así se mejoraría exponencialmente, no solo la circulación en las glorietas, también se reduciría los accidentes y los fallecimientos en carretera».

Daniel Hernández explica a este diario que uno de los factores que ve habitualmente en las glorietas es el uso del teléfono móvil. «Cuando se encuentran detenidos, muchos conductores aprovechan para mirar el móvil, incluso también se ve muchos conductores manipulando el GPS, o mirando los navegadores buscando una dirección, por supuesto luego están los que se cruzan en las salidas, los que hacen rectos y los que no respetan los límites de velocidad ni a los los conductores que sí lo hacen correctamente».




Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *