Las redes sociales han jugado un papel vital a lo largo del confinamiento. Tanto que ha sido imprescindible para sostener a sus usuarios en contacto con su ambiente más próximo, de esta forma para leer las noticias y actualizaciones del desarrollo de la pandemia. Mas en un instante en el que el acceso a la información está al alcance de cualquiera, estamos peor informados por la sobreabundancia informativa. Un hecho que ha sembrado la era de las «fake news» o bien noticias falsas. La lacra de plataformas como Fb.

Son contenidos sesgados o bien de manera directa cargados de patrañas. La mayor parte de las veces son viralizados por el propio usuario de forma inconsciente muy frecuentemente. No se percatan del engaño pues están de forma perfecta diseñados para agredir una de las grandes vulnerabilidades en el juicio de los seres humanos: el corte de confirmación. O sea, confirmar nuestras opiniones hasta el punto de dar por falsas las noticias que las contradigan y verdaderas aquellas que las que las confirman, con independencia de su veracidad.

Ahí tiene un enorme inconveniente Fb. El servicio está procurando por todos y cada uno de los medios eludir la difusión de noticias falsas en su plataforma con la meta de atajar la desinformación que se ha acentuado a lo largo de la pandemia de Covid-19. En este periodo ha eliminado miles cuentas y contenido que infringía sus reglas comunitarias. Asimismo ha reducido la distribución de noticias falsas, por poner un ejemplo, desplegando mensajes de aviso sobre más de 50 millones de noticias relacionadas con el virus ya antes de ser compartidas o bien agregando contexto auxiliar que deje saber en qué momento las noticias que se están a puntito de compartir tienen más de 90 días.

En este contexto, en su intento de ofrecer a sus usuarios herramientas para tomar mejores resoluciones sobre la información que comparten, ha decidido montar una campaña en Europa, Oriente Medio y África para enseñar a las personas a advertir posibles noticias falsas». Esta campaña, de un mes de duración, va a ir mostrando diferentes mensajes en las cuentas de los usuarios de Fb para mentalizarlos y instruirlos.

Al comienzo solo impactarán ciertas cuentas con un perfil demográfico determinado, y conforme se vaya probando la eficiencia de la campaña, se va a ir ampliando a más cuentas. El mensaje de la campaña es fácil «Tres preguntas para asistir a quitar las noticias falsas», se van a ir mostrando en una serie de anuncios creativos enlazando a www.stampoutfalsenews.com, donde los usuarios van a poder localizar más información.

Las preguntas son: «¿De dónde viene? Si la fuente no está identificada, búscala». «¿Qué falta? Conoce toda la nueva, no solo del titular». «¿De qué manera te hace sentir? La gente que crea noticias falsas trata de manipular nuestras emociones». Aparte de estas cuestiones, se le propondrá al usuario que si no está seguro es mejor no compartir el contenido en su red.

Guido Bealow, responsable de pactos de noticias de Fb, ha explicado a ABC que la idea es ofrecer «pequeños consejos» para producir «un gran impacto en las resoluciones que los usuarios toman al compartir contenido». Esta campaña va a ir seguida de una serie de encuestas para medir su impacto y crear más ideas afines. Fb proseguirá trabajando en disminuir al mínimo el impacto de las noticias falsas en sus redes, y esta campaña es un paso más en la consecución de este propósito.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *