El ámbito farmacéutico ha contestado de forma solidaria frente a la crisis sanitaria, cooperando en muy diferentes campos. Farmaindustria estima en 11 millones de euros el montante de las ayudas llevadas a cabo por las 30 empresas asociadas a la patronal. Desde el momento en que comenzara la epidemia se han puesto a predisposición de las administraciones públicas, de sociedades médicas y de organizaciones beneficiosas para contribuir en sus necesidades más urgentes. «Se han donado equipos de protección y se han efectuado colaboraciones con diferentes organización sin ánimo de lucro, con la Cruz Roja, con comunidades autónomas que nos han pedido ayuda en cosas muy concretas», asevera Martín Sellés, el presidente de Farmaindustria.

«Es muy relevante y ejemplar la cantidad de empleados de nuestras empresas que se han ofrecido para asistir. Además de esto, decenas y decenas de médicos que trabajan en nuestros departamentos han estado en centros de salud de la villa de Madrid y de Barna. Han estado partiéndose la cara con el resto de los profesionales sanitarios», agrega el responsable. Alén del valor económico de todas y cada una de las ayudas y donaciones, «nos sentimos orgullosos de lo que han hecho estas personas».

A pleno funcionamiento
Como ámbito esencial, «están siendo semanas intensas, difíciles, de mucho agobio y trabajo en muchos frentes a fin de que los pacientes frecuentes tengan sus fármacos y a fin de que los perjudicados por el Covid-19 puedan ser tratados», reconoce Sellés. A lo largo de estas últimas 8 semanas la prioridad de la industria farmacéutica ha sido la de lograr que sus plantas en este país, 82, estuvieran a pleno funcionamiento. «Ha sido bastante difícil por la carencia de EPIS o bien test para saber si los empleados estaban inficionados. Además de esto múltiples compañías han amoldado sus plantas de producción para generar fármacos y material para el Covid-19», explica el presidente de Farmaindustria.

A lo largo de las semanas más duras, entre las prioridades del ámbito se hallaba la de asegurar que los fármacos que vienen de otros países llegaran a España a tiempo. «Las compañías han sido firmes y han distribuido el stock existente conforme el historial de cada país, eludiendo acopio. Ha existido buenísima coordinación entre todos y cada uno de los agentes del sistema sanitario para el adecuado abastecimiento de los medicamentos», apuntan desde la patronal. Sin esconder que ha habido días de determinada crisis que se pudieron reconducir a tiempo.

Y para Martín Sellés es esencial resaltar que la industria farmacéutica ha cumplido con los 25 millones de pacientes que toman fármacos diariamente en España. «Diabéticos, pacientes con cáncer, enfermedades mentales… Todos han tenido su medicación y hemos eludido recaídas y hospitalizaciones». Y de nuevo el ámbito ha mostrado su solidaridad con pequeños mas esenciales ademanes como el de llevar la medicación a las casas.

Materiales sanitarios
Ciertas plantas de producción han amoldado lineales para generar grandes cantidades de gel hidroalcohólico desinfectante y entregarlo a las autoridades sanitarias, y otros laboratorios están cooperando en la puesta a predisposición del Ministerio de Sanidad tanto de test de diagnóstico de coronavirus como de respiradores para las unidades de cuidados intensivos de los centros de salud. Asimismo hay compañías que han movilizado al personal de sus plantas de producción para cooperar en el desarrollo de prototipos de respiradores destinados a los enfermos graves, y otras están usando sus impresoras 3D para la fabricación urgente de equipos de protección individual (EPI).

Se han donado más de tres millones de mascarillas concretas para profesionales sanitarios, aparte de algo más de 300.000 unidades de material de protección, como equipos de protección individual y de guantes, lentes y gorros de empleo profesional. Entre las donaciones de material se halla gran cantidad de suministros básicos en estos instantes, como equipos quirúrgicos avanzados, equipos de monitorización o bien de desinfección, entre otros muchos.

Ahora la industria tiene otro reto, el de tener un tratamiento y una vacuna lo antes posible para poder frenar este virus. Y en este sentido Farmaindustria valora mucho la angosta cooperación entre las compañías farmacéuticas, estudiosos, instituciones, «compartiendo información para llegar lo antes posible a la vacuna». Martín Sellés recuerda que España es uno de los países del planeta con un mayor número de ensayos clínicos frente al Covid-19.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *