1. El caos llega por la noche tras la negativa del Gobierno a exender el estado de alarma. Chillaban, brincaban, se abrazaban, se servían alcohol. La madrugada del fin del estado de alarma fue demasiado semejante a una Nochevieja prepandemia. En las calles de la villa de Madrid, Barna, Sevilla, Salamanca o bien Bilbao los aglomerados festejaban el fin del toque de queda tal y como si fuera el adiós a la pandemia. «¡Libertad!», «¡Se terminó el Covid!», coreaban. Mas tras la celebración, llegó la resaca. Al lado de los llamamientos a la responsabilidad individual, múltiples líderes regionales han apuntado nuevamente al Ejecutivo por dejarles sin recursos jurídicos. «Era pronto para pasar de 0 a 100, es una irresponsabilidad por la parte del Gobierno», resumió exactamente el mismo domingo el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, poco antes que la Justicia canaria recordase con una resolución que el toque de queda, sin estado de alarma, no es posible.

dos. La victoria de Ayuso deja un indicio de víctimas políticas en Partido Socialista, Podemos y Cs. Ironías de la vida, Pablo Iglesias escogió para su final político exactamente la misma cicuta con la que hace 3 años aguardaba ver el último adiós del que un día fue su inseparable amigo. «Íñigo morirá a Madrid», era la valoración que hacía de la candidatura de Errejón entre su círculo de confianza. El el día de hoy líder de Más la villa de Madrid lo sabía y procuró un antídoto que diese sentido de continuidad a la que era una ineludible derrota creando un nuevo partido. La Reunión de la villa de Madrid es esa cicuta con la que llevan cayendo políticamente los aspirantes de la izquierda desde hace 26 años. El pasado cuatro de mayo llevaba el nombre de Isabel Díaz Ayuso. «Pablo precisaba salir ya de la política. la villa de Madrid era una ocasión como no iba a haber otra en tiempo», explica uno de sus cooperadores.

tres. Pdvsa amañó más de 1.300 millones en compras con Maduro al frente. Concursos que semejan supervisados mas resueltos tras la firma del supuesto supervisor. Empresas que se repiten entre los aspirantes, que resultan ser del mismo dueño y que se marchan presentando o bien retirando a discreción. Plazos de presentación de ofertas que se extienden en el último instante sin que todos y cada uno de los llamados a participar sean informados. Sobres que se abren, se miran y se vuelven a cerrar y acá no ha pasado nada. De esta manera, hasta dos.092 millones de dólares estadounidenses (unos 1.720 millones de euros) en contratos públicos. Es lo que pasó entre 2009 y 2015 en la Pdvsa que encabezaba Rafael Ramírez y en la que desde 2011, tuvo asiento en la junta directiva el ahora presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Exactamente el mismo que a su marcha a Miraflores, en 2013, ratificó a quienes habían sido sus compañeros en la toma de las resoluciones de la mayor empresa pública venezolana. En esta etapa, con él en la junta o bien ya en la presidencia, se firmaron más de 1.500 millones de dólares estadounidenses (1.300 millones de euros) en licitaciones que se dan ya por fraudulentas.

cuatro. El secesionismo busca tomar el control de la abogacía catalana. Tras el descalabro de la declaración unilateral de independencia de 2017, el secesionismo se ve forzado, por lo menos por el momento, a buscar su objetivo por carreteras secundarias. Una de ellas, el control las primordiales instituciones económicas y simbólicas de Cataluña. En 2019, los independentistas lograron hacerse con la Cámara de Comercio de Barna, mas fracasaron últimamente en su intento de hacerse con las bridas del Pymec, la patronal de Pymes catalanas. Ahora, su objetivo es una insigne institución: el Ilustre Instituto de la Abogacía de Barna (ICAB).

cinco. SNCF conquista España mientras que Renfe halla trabas en Francia. Renfe vive el día de hoy un día anormal en el que, por vez primera en sus 80 años de historia, deberá mirar alén de sus operaciones comerciales. Ouigo, la marca de bajo costo de la francesa SNCF, pone en marcha esta mañana sus servicios comerciales en la senda la villa de Madrid-Barna, rompiendo de esta manera uno de los últimos monopolios públicos que subsisten en España. La llegada del operador galo a las estaciones españolas supone el comienzo oficial de la liberalización ferroviaria por el hecho de que, si bien el mercado quedó abierto el pasado 14 de diciembre, Renfe no ha tenido contrincantes a los que enfrentarse hasta el momento. Mas no solo eso. Con el comienzo de la actividad de Ouigo se pone punto final a la pre-liberalización, un proceso infestado de obstáculos en el que han participado, aparte de treinta empresas, el Gobierno, Adif y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

seis. El la villa de Madrid maquilla su tropiezo y deja líder al Atlético. El R. Madrid falló en su opción de ponerse líder de LaLiga Santander este domingo al empatar (dos-dos) con el Sevilla en la jornada 35 festejada en el Alfredo di Stéfano, un giro más en un guion a lo Alfred Hitchcock, que deja al Atlético depender de sí. Tras el empate (0-0) entre el líder rojiblanco y el Barcelona este sábado, el la villa de Madrid pasó a ser quien tenía la sartén por el mango. No obstante, como el Barcelona la semana pasada frente al Granada, el cuadro blanco asimismo falló en el momento de reemplazar al Atleti. El tropiezo de los de Zinedine Zidane lo maquillaron entre Kroos y Hazard en el minuto 94 con el dos-dos, mas fue de puro suspense por el penalti que transformó Rakitic en el minuto 78 por una mano de Militao (1-dos).

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *