La luz en España es una de las más caras de Europa. Para las compañías, singularmente para aquellas que precisan de grandes cantidades de electricidad en su cada día, esta realidad supone una pérdida de competitividad. Invertir en medidas enfocadas en la eficacia energética ha sido, hasta el momento, la primera y primordial medida que han tomado las organizaciones para frenar sus gastos energéticos.
No obstante, una investigación de Schneider Electric revela que las compañías están explorando nuevas soluciones, como la implementación de energías renovables o bien la adquisición de energía verde a terceros. Específicamente, el estudio refleja que el 52% de las compañías tienen renovables en sus instalaciones y que el 40% han contratado renovables a otras compañías.

Las fuentes renovables implantadas cambian en función de las necesidades y características particulares de cada campo, aun de cada compañía concretamente. La cogeneración con biomasa, un sistema que produce al unísono electricidad y calor o bien frío, está muy implantado en ciertas industrias; muchas compañías aprovechan los tejados para instalar en ellos paneles solares fotovoltaicos o bien térmicos; otras optan por la biomasa para sus necesidades térmicas en substitución del gasóleo…

Alternativa

La geotermia es aún una enorme ignota a pesar de sus ventajas

Las menos implantadas son la eólica y la geotermia. La eólica, por su importante tamaño y elevados costos iniciales, y la geotermia, por ser “una gran desconocida”, asegura Albert Pujades, del conjunto de trabajo de Geotermia del Clúster de l’Energia Eficient de Catalunya (CEEC). Pujades explica que la geotermia “permite tanto la generación de frío como de calor” y que “el periodo de retorno es de entre 5 y 8 años, lo que compensa la inversión inicial”. Este

Molinos de viento en Turquía
(Tolga Bozoglu / Efe)

conjunto de trabajo ha sido creado con el propósito de impulsar la implantación de la geotermia.
La financiación ha sido y es un obstáculo en el momento de efectuar cualquier inversión, así sea en renovables o bien en otro campo. Un 57% de los encuestados en el estudio de Schneider Electric aseveraron que sus departamentos no tuvieron éxito en el momento de lograr presupuesto para ideas de energía y/o sostenibilidad, apuntando a la carencia de capital como restricción. No obstante, los encuestados que aseguran haber encontrado financiación señalan que lo que más contribuyó en su éxito fue probar el ROI (retorno de la inversión) y contar con un fuerte liderazgo en su empresa.

Mercado

Los PPA o bien contratos de compra y venta de energía son una nueva tendencia en alza

Mas las renovables no tienen necesariamente por qué razón estar en la compañía. Joaquim Daura, active energy management
directivo en España de Schneider Electric, explica que se están propagando los PPA (del inglés power purchase agreement) o bien contratos de compra y venta de energía entre generador y comprador. “Es una tendencia que viene de países como E.U. o bien México y justo termina de aterrizar en España”, apunta Daura.
“Con los PPA, las compañías adquieren la electricidad a promotores que edifican parques eólicos, por servirnos de un ejemplo, y que venden de forma directa la energía generada a unos costes inferiores a los del mercado”, explica el portavoz de Schneider Electric. De esta manera, los promotores se garantizan unos ingresos con los que poder financiar sus proyectos y los compradores fijan sus costos de suministro de electricidad en un largo plazo a un coste menor y consumen energía verde.
El informe de Schneider Electric, basado en una encuesta a más de 300 profesionales responsables de la energía y la sostenibilidad en empresas con ingresos anuales de más de 100 millones de dólares estadounidenses, concluye que prácticamente el 60% de las compañías trabajan y se comprometen en la reducción del empleo de energía, emisiones de carbono y restos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *