“Nuestro reto es no quedarnos fuera de las innovaciones tecnológicas que están convirtiendo el sector inmobiliario”, explica Mireia Garcia, consejera encargada de Innomads, una plataforma de proptechs impulsada por Forcadell y de la que participan otras 9 inmobiliarias catalanas: ALG Finques, Amat, Anzizu, Bourgeois Agency, Cleries, Finques Company, Finques Feliu, Masifill Patrimonia y TAAF.
Innomads, explica Garcia, busca ocasiones de inversión en tecnológicas del ámbito inmobiliario, en las que invierte por medio de Sprin, un fondo participado por la propia Forcadell y al que van a incorporarse ahora ciertas de estas inmobiliarias. “También contactamos con family offices para coinvertir”, asegura. La firma presta servicios de asesoramiento a los inversores mas asimismo a las startups, a las que deja validar su modelo de negocio. “Sus impulsores acostumbran a ser especialistas en tecnología, mas les falta el conocimiento del ámbito que nuestros asociados pueden aportarles para amoldar sus plataformas a las necesidades del mercado”. Innomads pone asimismo en contacto a estas firmas con los fondos, y “les da un plus de verosimilitud ante otros inversores en sus rondas, puesto que pueden ver que tienen el respaldo de empresas afianzadas como las nuestras”. Para las inmobiliarias, por su lado, la cooperación con las nuevas startups les deja añadir esas innovaciones a su negocio.

Innomads asesora a los inversores y a las ‘start-ups’, a las que deja validar su modelo de negocio

“Nuestros asociados son inmobiliarias locales y familiares. Cada una de ellas, por su cuenta, no puede estar al tanto de los últimos avances ni tiene capacidad para invertir y diversificar el peligro. y eso lo podemos ofrecer nosotros”.
Innomads busca inversiones de entre 50.000 y 200.000 euros, en las fases más iniciales de cada proyecto. Hasta el momento ha gestionado la inversión de 0,5 millones de euros por medio de Sprin, y ha sido el ancla para las inversiones de otros family offices.

La mayor inversión, de 0,2 millones de euros, la ha efectuado en Clic for Rent, una spin-off de la propia Forcadell que deja al dueño de un piso alquilado regentar por sí solo el alquiler a cambio de una subscripción anual, y en PropCrowd, una plataforma de crowdfunding inmobiliario. Otras de las proptech participadas por Sprin son HiGuest, una firma que da servicio a los dueños de pisos turísticos, en la que ha invertido 100.000 euros; WeSmartPark, una compañía que facilita arrendar la propia plaza de aparcamiento; Eelp, una compañía de atención personal a la que delegar labores, que ayuda a administrar un piso o bien una comunidad de propietarios; Livix, una inmobiliaria que digitaliza una parte de la atención al usuario de los agentes inmobiliarios; Akiles, una compañía que desarrolla cerraduras inteligentes, y Trioteca, un bróker hipotecario digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *