Marta Sánchez es uno de los grandes referentes de moda a nivel franquista que lleva varias décadas influenciando a una amplia masa de seguidores desde que apareció en la imagen musical. A partir de su primicia en 1986 y hasta la contemporaneidad, la cantante ha experimentado una cambio de estilo que pasó de los ‘looks’ más arriesgados y atrevidos en los 90 hasta adoptar un estilo elegante mediante códigos sofisticados tanto para los conjuntos formales como informales. A sus 53 primaveras recién cumplidos la cantante cuenta con una carrera donde la moda ha ocupado un papel protagonista. Al principio, Sánchez se decantó por una imagen arriesgada propia de una sino del pop donde el vestuario evocaba el espíritu de una época marcada por las creaciones de Gianni Versace y el estilo de otras cantantes como Madonna que juntos definieron el satisfacción de toda una engendramiento. Con el tiempo, la cantante fue sustituyendo sus combinaciones arriesgadas por otras más elegante y sofisticadas que juegan con las tendencias de cada temporada.

La cantante Marta Sánchez durante la 25 impresión de los premios Bombines de San Isidro en Madrid. Mayo de 2018. (GSR / GTRES)

Cuando irrumpió en la industria de la música, primero como vocalista pegado al congregación Olé Olé hasta iniciar su carrera en solitario menos de una lapso posteriormente, Sánchez se sumó a la estética contraria y desenfrenada de aquellos primaveras donde los vestidos ajustados, las transparencias y las combinaciones más extravagantes revolucionaron cualquier canon de belleza para potenciar la sensualidad femenina. Siempre con una media pelo rubia como sello de identidad la cantante apostó por combinaciones que dejaban detrás las piezas más formales a privanza de un estilo que mostraba las grandes tendencias de la moda internacional.

La cantante Marta Sánchez con vestido ajustado 'animal print'. La cantante Marta Sánchez con vestido adecuado ‘animal print’. (RP / GTRES)

Durante muchos primaveras, los medios señalaron las semejanzas de estilo que presentaban tanto Sánchez como Madonna, dos figuras de la música que se convirtieron en iconos. En sus primeras décadas como sino, la cantante se mantuvo fiel a minivestidos con ‘animal print’, chaquetas de cuero en forma de vestido y túnicas con transparencias que mostraban la ropa interior como algunos de sus básicos para comparecer a una felpudo roja o subir a un ambiente.

La cantante Marta Sánchez durante su actuación en el Festival de la canción de Benidorm. Junio de 2002. La cantante Marta Sánchez durante su interpretación en el Festival de la canción de Benidorm. Junio de 2002. (RN / GTRES)

Con el paso del tiempo la carrera de la comediante no dejó de crecer, al mismo tiempo en que sus estilismos se fueron sofisticando siguiendo la corriente predominante en cada época. En la primera lapso de los 2000, Sánchez mantuvo los extravagantes estilismos repletos de brillantes y transparencias para sus actuaciones y mostró un estilo casual y actual en sus horizontes de diario. Enamorado de los pantalones de pata de elefante y los tacones con punta de aquella época, la cantante estableció las claves para crear un estilismo que se adapte a cada ocasión. Actualmente la industria de la moda ha apostado por una límite minimalista donde los trajes de sastrería se mezclan con camisetas y champión o vestidos de tinieblas más formales combinados con accesorios barrocos y diseños extravagantes que aportan este punto contraria y práctico de la moda del presente. Uno de los estilismos más representativos de esta corriente lo llevó en la impresión de la ‘Vogue Fashion’s Night Out’ de 2011 en Madrid donde la cantante apareció con un vestido corto y de manga larga clásico de Dolce & Gabbana que sofisticó mediante un estampado de estrellas, encima de llamativos complementos como un bolsa de mano de raso en rojo y unas anteojos de sol con impacto ‘ojo de felino’.

La cantante Marta Sánchez durante la Vogue Fashion Night Out de 2011 en Madrid. La cantante Marta Sánchez durante la Vogue Fashion Night Out de 2011 en Madrid. (GSR / GTRES)

Entre los estilismos de diario Sánchez ha mostrado en numerosas ocasiones cómo combinar prendas básicas y atemporales, como los conjuntos de dos piezas donde los blazers y los pantalones de pinza se pueden mezclar con distintas piezas para conseguir un resultado más o menos formal. Mientras que en una ocasión la cantante se decantó por un traje rosa ‘millennial’ en el que incorporó una camiseta con mensaje y deportivas blancas para un ‘look’ de día, Sánchez además ha sustituido los vestidos de garbo por trajes formales que se pueden combinar con camisas y ‘stilettos’ que aportan ese punto elegante requerido para eventos de tinieblas.

La cantante Marta Sánchez en Madrid. Mayo de 2018. La cantante Marta Sánchez en Madrid. Mayo de 2018. (GDG / GTRES)
La cantante Marta Sánchez durante un acto en Madrid. Abril de 2019. La cantante Marta Sánchez durante un acto en Madrid. Abril de 2019. (Jesus Briones / GTRES)

Para los ‘looks’ de tinieblas, los vestidos largos son una de las fórmulas más repetidas en el estilismo de la cantante con diferentes conjuntos más o menos arriesgados que siguen las tendencias. Entre las últimas apariciones, la cantante ofrece un total protagonismo a los diseños más llamativos, como un adecuado vestido generoso de tinieblas con pronunciado cuota, y juega con múltiples complementos como bolsos de mano, cinturones y joyas.

La cantante Marta Sánchez durante el 20 aniversario del programa 'Corazón' en Madrid. Junio de 2017. La cantante Marta Sánchez durante el 20 aniversario del software ‘Corazón’ en Madrid. Junio de 2017. (GSR / GTRES)
La cantante Marta Sánchez durante el 30 aniversario de la firma ' Hannibal Laguna ' en Madrid. Noviembre de 2017. La cantante Marta Sánchez durante el 30 aniversario de la firma ‘ Hannibal Lago ‘ en Madrid. Noviembre de 2017. (GSR / GTRES)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *