La ex- presidente de la FELGTB cargó en su día contra la heterosexualidad e inclusive ha llegado a hacer un llamamiento a la penetración anal de los hombres para conseguir la auténtica igualdad entre sexos

El nombramiento de Beatriz Gimeno como nueva directiva del Instituto de la Mujer tras la toma de posesión de Irene Montero como ministra de Igualdad ha generado cierta polémica entre los partidos de la oposición por muchas de las declaraciones que efectuó anteriormente.Gimeno, que fue presidente de la FELGTB (Federación De España de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales) entre 2003 y 2007 y responsable del área de Igualdad de Podemos en la Comunidad de la capital española, cargó contra la heterosexualidad e inclusive ha llegado a hacer un llamamiento a la penetración anal de los hombres para lograr la auténtica igualdad entre sexos.Éstas son ciertas oraciones más polémicas que ha proferido la nueva directiva del Instituto de la Mujer:“La heterosexualidad, el régimen regulador por antonomasia, no es la forma natural de vivir la sexualidad, sino es una herramienta política y social con una función muy específica que las feministas denunciaron hace décadas: subordinar las mujeres a los hombres”, apuntó en un artículo en 2003 bajo el título Una aproximación política al lesbianismo.“Me agradaría contribuir a problematizar la próxima cuestión: dado el profundo simbolismo asociado al poder y a la masculinidad que tiene en la cultura patriarcal la penetración (a las mujeres), ¿qué podría mudar, que relevancia cultural tendría una redistribución igualitaria de todas y cada una de las prácticas, de todos y cada uno de los placeres, de todos y cada uno de los papeles sexuales, incluyendo la penetración anal de mujeres a hombres?”»El ano es una de las primordiales zonas erógenas para hombres y mujeres. Singularmente para hombres. A fin de que se genere un auténtico cambio cultural deben mudar asimismo las prácticas sexuales hegemónicas y hetero normativas y que sin ese cambio, que afecta a lo simbólico y a la construcción de las subjetividades, no se generará un auténtico cambio social que iguale a hombres y mujeres”, meditaba en un artículo publicado en Wayback Machine en 2011 respecto al libro Por el trasero. Políticas anales.“Siempre me pregunto qué ven los hombres en qué momento nos miran. ¿Qué ven cuando miran a una mujer anciana, a una pequeña, a una joven? ¿Cuánto de diferente es lo que ven si miran a una mujer deseable que a una que no se lo semeja? Lo que me pregunto es a si su mirada sexualizada sobre los cuerpos femeninos se extiende a todos y cada uno de los cuerpos o bien solo a los deseables, si es todo el tiempo, si es siempre y en todo momento y si, en cualquier caso, hay resquicio para hallar algo de humanidad en esa mujer que miran”, escribió en otro artículo en Cuarto Poder en el mes de noviembre de 2019 bajo el título El hombre que mira.“La gestación subrogada no guarda relación con la libertad. No existe el derecho a ser madre y padre y en ningún caso los pequeños se venden ni se regalan”.“No solo las feministas lesbianas debemos tener una agenda sexual cuestionadora del heteropatriarcado, sino asimismo las feministas heterosexuales asimismo deberían tener una agenda sexual radical”, sentenció en una entrevista.“Son muchas las lesbianas que aseveran haber elegido serlo o por razones políticas o bien, aunque no mentalizan esa elección, afirman haber llegado a la conclusión de que como lesbianas son más felices, en tanto que hallan que las relaciones entre mujeres están dotadas de cualidades que no hallan en los hombre”.“La homofobia de García Page da mucho asco. Que ande proclamando que prefiere un gobierno con el Partido Popular ya antes que un gobierno de izquierdas para la mayor parte social algo deberá ver”, escribió en su cuenta personal de Twitter en el último mes del año de 2019 sobre el barón socialista en Castilla-La Mácula.“No deseamos Cárcel Permanente Revisable. No deseamos más presos ni más prisiones. Deseamos cerrar prisiones y en ciertos países se hace”, declaró en su cuenta personal de Twitter el mes pasado de diciembre.“A la reina le han dado un premio por su conocido compromiso en la lucha contra la violencia de género. Conocido en su casa en el momento de comer”.“La violencia sexista solo la ejercitan los hombres contra las mujeres pues los hombres son los únicos que en esta sociedad se pueden hallar en la situación masculina. En el momento en que un hombre mata a una mujer por sexismo, es un asesinato por odio a las mujeres, que es lo que es el sexismo facilitando mucho”

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *