La llegada del turismo nacional a Gran Canaria está estimulando la reactivación de una gran parte de las excursiones que continuaban inactivas desde principios de la pandemia. El derrumbe del turismo desde marzo del 2020 en más de un 80% motivado por la Covid-19 causó, conforme las cantidades oficiales del Patrimonio de Turismo de Gran Canaria, que una parte de la oferta de excursiones y actividades dirigidas al turismo dejaran de estar operativas.

El caiga turístico ha continuado en 2021 si equiparamos los más de 1.275.000 turistas llegados a lo largo del primer trimestre del 2019 con los poco más de 121.000 turistas del primer trimestre del año vigente. Y teniendo presente que se perdieron más de 1.580.000 (más de un 85%) en el verano del 2020 respecto al año precedente, no extraña que una gran parte de las actividades recreativas turístico estuvieran poco operativas o bien cerradas hasta este verano.

Conforme Luis Manzano, gerente de
okgrancanaria.com
, portal líder en la venta de excursiones en la isla, solo pequeñas empresas con gastos operativos muy controlados y muy reducidos se han podido permitir ofrecer sus actividades a los escasos turistas que visitaban la isla. Este es el caso primordialmente de excursiones en ‘jeep’, salidas en navío, recorridos en buggy, paseos en caballo o bien en camello o bien la realización de ciertas actividades acuáticas como el parasailing o bien el alquiler de motocicletas de agua. Todas y cada una estas actividades, desarrolladas al aire libre y con estrictas medidas de prevención del Covid, han podido efectuarse aun asumiendo pérdidas por la parte de las compañías organizadoras.

Aunque los hoteles aguardan salvar el verano merced al turismo nacional y al residente canario, la situación es bien diferente para las compañías de ocio. Conforme con Luis Manzano, «la oferta de las actividades recreativas depende al 90% del turista que visita la isla, en especial del alemán, británico, nacional y holandés en verano, y asimismo del escandinavo en invierno. Conforme evolucione la llegada de turistas de estos países vamos a poder ofrecer más excursiones y con mayor regularidad».

«Creemos que la situación mejorará desde julio», comenta Luis Manzano. «Algunos de los factores que nos animan a ser optimistas. La reducción de la tasa de contagio en Gran Canaria, con la relajación de las restricciones impuestas por el Gobierno de Canarias en la realización de los tours que ello acarrea, la reapertura desde finales de mayo de mercados transmisores tan esenciales como el alemán, danés y holandés, el incremento de la vacunación en la población europea, la activación del Certificado Digital Unión Europea Covid, la llegada del turismo nacional en sus meses fuertes de julio y agosto, y ojalá la próxima restauración del turismo británico van a ser clave para nosotros», asegura Manzano.

Agrega que «si todas y cada una estas circunstancias se cumplen, posiblemente lleguemos a la estimación del Gobierno de Canarias, como declaró su presidente en Fitur, de recobrar el 70% del volumen de turistas de 2019 ya antes de fin de año y con esto, casi la totalidad de la oferta de excursiones que se ofrecían ya antes de la aparición del Covid», apunta.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *