A la comisión de mantenimiento habría que sumarle el costo de las trasferencias (una de las operaciones más frecuentes), como la cuota anual de las tarjetas asociadas a la cuenta.
Librarse de todas y cada una esas comisiones es parcialmente fácil; no obstante, existe la idea extendida de que para tener una cuenta bancaria sin coste debemos domiciliar nuestra nómina en el banco. Solamente lejos de la realidad.
Las cuentas sin nómina y sin comisiones existen y cada vez están más extendidas, si bien no todos y cada uno de los bancos las ofrecen. Con este género de cuenta bancaria no solo ahorramos un buen pellizco todos los años, sino además de esto no tenemos la obligación de cumplir ningún requisito de vinculación ni a preocuparnos por si acaso un mes no podemos ingresar nuestro sueldo. Cuentas sin coste sin vinculación en la enorme banca Hasta hace un tiempo, si deseábamos contratar una cuenta de este género debíamos asistir a la banca on-line. Ahora, el número de opciones se ha multiplicado, no solo por la llegada a España de la banca móvil (imaginBank, N26, Revolut, etc.), sino más bien por el hecho de que los bancos tradicionales asimismo han apostado por este género de cuentas, cuando menos ciertos de ellos. La Cuenta ON de Bankia, lanzada en el mes de noviembre de 2016, no tiene comisión de mantenimiento ni de administración y deja efectuar trasferencias sin coste en euros a cualquier país de la zona SEPA. La tarjeta de débito y la de crédito asociadas no tienen cuotas ni de emisión ni de renovación. Además de esto, la cuenta ofrece servicios como Bizum o bien la posibilidad de pagar con el móvil con Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay. ¿Y qué es lo que hay que hacer para contratarla? Es suficiente con tener un perfil digital (percibir la correspondencia por Internet y operar por medio de canales digitales). BBVA tiene una propuesta similar: la Cuenta On line sin comisiones para nuevos clientes del servicio. No demanda domiciliar ni nómina ni recibos y está exenta de comisiones tanto de mantenimiento como por la operativa básica. Además de esto, incluye una tarjeta de débito sin cuotas y la posibilidad de operar con la que, conforme la asesora Forrester Research, es la mejor aplicación de banca móvil de Europa (es el tercer año sucesivo que recibe este reconocimiento). Como Bankia, es de los pocos bancos españoles que deja utilizar Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay, en tanto que la mayor parte cooperan solo con uno o bien 2 wallets. Y asimismo deja utilizar Bizum. La Cuenta Clara de Abanca y la Cuenta Wefferent de Cajamar prosiguen un patrón afín. Son gratis y no demandan ningún género de vinculación, mas están concebidas para administrarse por medio de Internet. Si somos clientes del servicio de alguna de estas entidades y pagamos comisiones, podemos pedir al banco que nos cambie nuestra cuenta por una gratuita. Y si en nuestro banco las cuentas bancarias sin comisiones y sin vinculación están reservadas solo para nuevos clientes del servicio, podemos procurar negociar con la entidad o mudar de banco. La banca on-line sostiene su política de cero comisiones La banca tradicional hace suya la estrategia que la banca on-line lleva años siguiendo; ofrecer cuentas gratis sin vinculación obligatoria. En la banca virtual hace unos años que este género de cuentas son frecuentes. La Cuenta Corriente Open de Openbank es buen ejemplo. Es una cuenta gratis y sin vinculación con tarjeta de débito sin coste concebida para clientes del servicio digitales prestos a administrar sus finanzas por medio de internet o bien de una aplicación. Con la llegada de la banca móvil, no solamente se han multiplicado las opciones de parar de pagar comisiones, sino más bien asimismo los beneficios que podemos lograr sin vincularnos. Por poner un ejemplo, el challenger bank alemán N26, que tiene más de 200.000 clientes del servicio en España, no solo ofrece una cuenta y una tarjeta gratuita sin demandas, sino ofrece ventajas extra como la posibilidad de sacar dinero 5 veces por mes sin coste en cualquier cajero de la eurozona o bien la ausencia de comisiones por cambio de divisa, una ventaja en especial útil para los que efectúan compras en internet en otra moneda o bien los que viajan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *