Después de más de 28 mil fallecidos por culpa de la crisis sanitaria del nuevo coronavirus Covid-19, España se dirige cara una mal llamada «nueva normalidad» en la que, con las debidas garantías sanitarias, existen ciertas esperanzas por la fase de restauración económica. El turismo, pieza clave del músculo nacional con el 15% del Producto Interior Bruto, encara esta fase con inquietudes. Los ciudadanos, por su parte, asimismo tienen inseguridad sobre de qué manera va a ser el periodo estival. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha anunciado este sábado que desde julio se van a abrir las fronteras para atraer al turismo internacional y ha garantizado a los españoles que va a haber vacaciones.

Acogida de los puntos turísticos
Acogida de los puntos turísticosEs un anuncio esencial. Viene a instancias de conjuntos turísticos nacionales, que han visto peligrar grandes inversiones en las últimas semanas. La Coalición para la Excelencia Turística (Exceltur) ha asegurado en declaraciones a Europa Press que se trata de «una señal muy positiva» que el turismo internacional se pueda reactivar en el mes de julio, puesto que esto reduciría las pérdidas del ámbito en unos 20.000 millones. La patronal turística ve con buenos ojos este anuncio por la parte de Sánchez, que se trata de una puesta en escena «precisa» de de qué manera se marcha a reactivar el turismo internacional en un corto plazo. Sobre todo, teniendo presente que en la conferencia de prensa ofrecida por el

Llamamiento al turismo «patrio»
Pese a la apertura del turismo extranjero, Sánchez ha hecho un llamamiento a los españoles a fin de que, este año, «descubran» España. Esto es, hacer turismo nacional. Italia anunció la semana pasada un «cheque turístico» de 500 euros a fin de que los italianos puedan abordar los gastos en sus viajes de verano por el país. «Habrá temporada turística este verano, con el propósito de reactivar el turismo nacional, con lo que invito a todos y cada uno de los establecimientos, bares, restaurants y todos y cada uno de los destinos del país a reiniciar su actividad», apuntó el presidente.

Específicamente, Sánchez ha fijado para «finales de junio» la data en la que los turistas nacionales van a poder recobrar sus vacaciones, con lo que ha animado a los ciudadanos a que comiencen ya a planearlas. El presidente ha insistido que a mediados del próximo mes «algunos territorios» ya van a poder recobrar esta clase de turismo, con el propósito de que en el mes de julio ya pueda haber una «programación estival» en todo el país. En este sentido, se ha referido a ir a la montaña, a la playa o bien visitar monumentos históricos, animando a los ciudadanos a «aprovechar las grandes ventajas que tiene el país en turismo, siendo este un buen año para conocer nuestro gran país».

¿Qué controles van a deber hacer los extranjeros?
Con respecto al turismo extranjero, el presidente ha anunciado que España reiniciará la entrada de turistas internacionales desde julio, si bien no ha concretado una data específica, mas ha señalado que esta se efectuará siempre y en toda circunstancia en «condiciones de seguridad», si bien no ha concretado los detalles de los posibles controles previstos para eludir la entrada de nuevos contagios. «España precisa turismo y seguridad en origen y destino, con lo que garantizaremos que los turistas no corran ningún peligro ni lo traigan a nuestro país», ha manifestado, al paso que ha convocado que fundamentará su plan de reanudación del turismo en 2 sellos primordiales, el de la seguridad y el de la sostenibilidad. Aún hay muchos interrogantes a este respecto.

¿Se va a poder entonces ir a las segundas viviendas?
Una de las preocupaciones de muchos españoles con segundas viviendas, primordialmente en zonas ribereñas, es si van a poder desplazarse a estos destinos para gozar de un periodo vacacional. Si bien no lo ha confirmado, se da por hecho que, para julio y agosto, la epidemia haya remitido y la enorme mayoría de zonas hayan pasado a las fases más avanzadas del plan de desescalada planteado por el Gobierno.

La Fase dos, que desde el lunes próximo van a entrar Galicia, Navarra, Aragón, Baleares, Canarias o bien Murcia, establece que, entre otras muchas cosas, se dejarán los encuentros de hasta 15 personas (en familia o bien conjunto de amigos) en residencias, locales privados y en espacios abiertos de empleo público. Y, asimismo, desplazamientos interurbanos, mas no se va a poder salir de la provincia. De tal forma, que un ciudadano de la villa de Madrid, zona que entra en Fase 1 el 25 de mayo, no va a poder viajar a Alicante si bien esta se halla en un estadio más avanzado. En el mejor caso, se espera que desde finales de junio resulte posible viajar entre provincias. La promesa del presidente ya apunta de forma directa a julio.

¿Qué sucede con las piscinas?
Este es un tema clave del que aún no se ha dado una contestación tajante. Sánchez no ha hecho mención, mas sí que se van a ir concretando medidas en los próximos días. Estudios científicos no han encontrado patentizas de que el Sars-CoV dos se transmita por el agua, mas la acumulación de personas en una zona pequeña como una piscina puede ser un foco de incuestionable infección.

Urbanizaciones de más de 400 vecinos, que en general cuentan con piscina privada observada por socorristas a lo largo de múltiples horas, pueden establecer controles de aforo, si bien en muchos lugares puede representar un inconveniente logístico inmejorable si fuera en un caso así imprescindible. Hasta esta semana, estaba en el aire. En verdad, el Consejo General de Institutos de Administradores de Fincas (CGCAF) estimaba que la orden publicada la semana pasada en el BOE es poco «realista» con las posibilidades que tienen las comunidades de vecinos para supervisar y administrar el cumplimiento de las reglas.

¿Qué garantías sanitarias va a tener el «verano de la mascarilla»?
Por iniciativa particular, muchas empresas hoteleras han venido diseñando sus planes internos para asegurar las medidas sanitarias convenientes. La seguridad, el distanciamiento social y el uso de mascarillas será una incesante esta temporada estival. A lo largo de su intervención, Sánchez ha garantizado que va a haber temporada turística este verano y que todos y cada uno de los destinos del país van a poder reiniciar su actividad «en los próximos días» para comenzar a acoger a los españoles que estén listos para gozar de sus vacaciones. De momento, se ignora si va a haber que efectuar nuevos cambios en urbanizaciones y zonas ribereñas, el destino preferido para muchos españoles.

Sobre este tema, Sánchez avanzado que «en los próximos días» los responsables de los ministerios de Industria, Comercio y Turismo y Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, van a ir concretando, en cooperación con las comunidades autónomas, todas y cada una de las cuestiones relativas a la entrada de turistas extranjeros.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *