La Comisión Europea ha anunciado su nuevo proyecto de Identidad Digital Europea. El propósito que persigue es que cualquier ciudadano que desee pueda acceder a su información por medio de una aplicación instalada en sus dispositivos inteligentes famosa como ‘monedero digital’. Va a estar libre para los ciudadanos, residentes y empresas de la Unión Europea que deseen identificarse o bien administrar confirmación de determinada información personal. Se va a poder emplear en los servicios públicos y privados on line y fuera de línea de los 27 países y su empleo va a ser absolutamente opcional.

«La identidad digital europea nos dejará hacer en cualquier estado miembro lo que hacemos en casa sin costo auxiliar y menos obstáculos. Así sea arrendando un piso o bien abriendo una cuenta corriente fuera de este país de origen. Y haciéndolo de una forma segura y transparente. A fin de que decidamos cuánta información deseamos compartir sobre nosotros mismos, con quién y con qué propósito. Esta es una ocasión única para probar lo que significa vivir en Europa y ser europeos», resaltó Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea a lo largo de la presentación del proyecto.

Conforme el plan de la Unión Europea, los estados miembro van a ser los encargados de ofrecer a los ciudadanos y empresas estos monederos digitales interoperables en todo el territorio europeo. En su interior, el usuario va a poder incluir una extensa pluralidad de información; desde su número de identificación, hasta su permiso de conducción o bien sus datos bancarios.

El propósito es que la ‘app’ esté libre en el mes de septiembre de 2022. Para lograrlo, la Comisión ha convidado a los estados miembro a crear un conjunto común de herramientas que debe incluir la arquitectura y las reglas técnicas de la plataforma, como indicaciones de mejores prácticas. Los datos personales solo se compartirán on line si el ciudadano de esta manera lo quiere.

«Los ciudadanos de la Unión Europea no solo aguardan un elevado nivel de seguridad, sino más bien asimismo comodidad, así sea que estén tratando con administraciones nacionales, presentando una declaración de impuestos o bien matriculándose en una universidad europea donde precisan una identificación oficial», aseveró a lo largo de la presentación del proyecto Thierry Breton, comisario de Mercado Interior de la Unión Europea.

Un ciudadano más digital
La pandemia ha hecho al ciudadano más digital. La Comisión Europea desea aprovechar esta coyuntura a fin de que su nueva herramienta de identidad digital se democratice. Actualmente, solo alrededor del 60% de la población de la Unión Europea en 14 estados miembro puede emplear su identificación electrónica nacional de forma transfronteriza.

El organismo espera que, para el año 2030, el 80% de los usuarios y residentes europeos utilicen una solución de esta clase. Con respecto a los usos prácticos del futuro monedero digital, la Comisión resalta que, entre otras muchas cosas, va a poder emplearse para el acceso a una cuenta corriente o bien pedir un préstamo, la presentación de declaraciones fiscales, la matriculación en una universidad del país de origen del usuario o bien del extranjero. Y, además de esto, sin precisar compartir más información de la precisa en el proceso. Algo que va a facilitar las gestiones y fortalecerá la privacidad del ciudadano.

«A diferencia con lo que ocurre en la actualidad, solo compartiríamos la información precisa, no un conjunto de datos como nombre y apellidos, sitio de nacimiento o bien número del documento de identificación personal», resaltó Vestager al respecto.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *