La tranquilidad que proporciona un buen despacho de abogados

A lo largo de nuestra vida, nos encontramos ante situaciones en las que tenemos que recurrir a un abogado para que nos aconseje, nos ayude a desarrollar un trabajo conforme a la legislación vigente o nos auxilie para salir de una situación apurada. También necesitamos abogados expertos, capaces de defender nuestros propios intereses mejor que nosotros mismos, y abogados para la vida cotidiana, en actos como la compra de un piso o para realizar correctamente la declaración de la renta.

 

Un buen despacho de abogados proporciona tranquilidad en muchas situaciones que se nos plantean a lo largo de nuestra vida. Existe el Derecho Civil; Derecho Penal; Derecho Administrativo; Matrimonial y de Familia; Derecho de Sucesiones… Son tantas las áreas legales que lo mejor es recurrir a un profesional especialista para cada caso. Por eso, es recomendable acudir a un buen despacho de abogados, de confianza, donde cada abogado especializado en un área concreta del Derecho pueda trabajar codo con codo, en equipo y de forma coordinada, con otros miembros de bufete, compañeros expertos en cada área legal.

Los abogados, además, cumplen con mucha frecuencia una importante función social. Abogados en Córdoba del Colegio Oficial de la provincia, por ejemplo, trabajarán junto con el Ayuntamiento de la capital contra los casos de malos tratos, en una labor necesaria de asesoramiento y concienciación contra la violencia de género.

Situaciones complicadas

La función del despacho de abogados es especialmente valiosa en las situaciones más complicadas, en las que el ciudadano de a pie debe de defenderse contra una entidad poderosa. ¿Cómo, si no es con un abogado especializado, una persona corriente puede evitar los abusos de un banco?

Éste es el tipo de casos en que más frecuentemente los usuarios de los servicios bancarios (es decir, prácticamente el cien por ciento de la población) han de recurrir a un abogado. Prácticamente a diario, se conocen por la prensa las condenas de los jueces, impuestas a algunas entidades financieras por el cobro de comisiones indebidas, sus abusos en la imposición de intereses de ciertas tarjetas de crédito, o de algunos préstamos personales, o por productos de ahorro o de inversión que fueron en su día anunciados y promovidos por dichas entidades con publicidad engañosa.

Un ejemplo reciente ha sido la mal llamada “hipoteca tranquilidad”, que lejos de garantizar la calma envolvía al cliente hipotecado en un marasmo financiero claramente perjudicial y hasta usurero. La mayor parte de los intereses cobrados en dicha hipoteca correspondían exclusivamente a los intereses generados por la deuda, sin que prácticamente disminuyera el importe del capital de dicha deuda.

Gracias a la intervención de los abogados especializados en productos bancarios, ya hay sentencias favorables a los derechos legítimos de los ciudadanos, que evitan los abusos de los grandes y poderosos grupos bancarios. En el caso que nos ocupa, de nada sirvió que la entidad que abusaba perteneciera a una importante entidad española de primera línea internacional.

Otras cuestiones de interés

¿Qué hacer cuando la hipoteca es de las llamadas multidivisa? ¿Cómo puede saber una empresa que está completamente adecuada a la legislación? Por otra parte, ¿sirven los mensajes difundidos a través de las redes sociales como prueba ante un juez? ¿En qué casos pueden ser admitidos estos mensajes y en cuáles no?

Estas complejas cuestiones se dirimen diariamente en los tribunales con la participación de los abogados. Por esto, es importante contar con el apoyo de un bufete de abogados que tenga incorporada la formación continua de todos sus integrantes en su filosofía de trabajo, para poder prestar a cada uno de sus clientes un trato cercano y personalizado, adecuado a sus circunstancias y que ofrezca garantías de que su asesoramiento legal es el mejor que se puede encontrar. Esta filosofía de trabajo es, precisamente, una de las características que distinguen al bufete de abogados en Córdoba Qurtuba Abogados de los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *