Se suceden los cambios entre los ejecutivos de Renault, tanto en la Fórmula 1 como a nivel de marca, y todo confluye en un personaje con nombre y apellidos, Luca de Meo. Se va de la escudería de Fórmula 1 Cyril Abiteboul, persona con peso en este deporte, y llega Laurent Rossi, directivo de Renault dedicado a la estrategia y al desarrollo comercial, para una dirección en 3 vertientes (Rossi, Budkowski y Brivio) del turismo que conducirá este año Fernando Alonso que, realmente, solo tiene un jefe y líder que marca la pauta, De Meo.

Se marcha Abiteboul de Renault F1 y deja claro con su salida que este deporte es inflexible. A cargo de la marca francesa desde 2017, remontando situaciones al frente de una escudería histórica ha logrado un 2020 potente. Renault subió 3 veces al pódium el curso pasado (2 Ricciardo y una Esteban Ocon) tras 9 años sin hacerlo y fue protagonista en muchas carreras.

Mas a la presidencia de la compañía Renault ha llegado un directivo italiano de 53 años que lleva toda su vida en la industria de la automoción (expresidente de Seat, directivo de Lancia, Fiat y Alfa Romeo, exresponsable de marketing del Conjunto Volkswagen…) y que ha revolucionado el equipo de Fórmula 1.

Maestro de escuelas de negocio en Italia, poliglota con 5 idiomas (italiano, inglés, francés, alemán y de España), residente en Barna a lo largo de su última etapa y amante de los líderes atractivos, De Meo fue el interlocutor principal a fin de que se concretase el fichaje de Fernando Alonso por Renault el pasado verano.

En su perfil de Linkedin se declara entusiasta de los turismos, amante del arte y de los museos contemporáneos y seguidor de la Juventus en futbol.

De Meo es la persona que ha alterado la denominación de Renault F1 por Alpine, el prototipo que conducirá Alonso al lado de Ocon decorado en azul, colorado y blanco con los tonos de la bandera de Francia, que ha contratado a Davide Brivio desde MotoGP como vencedor de la categoría con Suzuki y Joan Mir, y el que ahora decide reemplazar a Abiteboul por Rossi en una maniobra que todos aguardaban en el conjunto francés.

La estructura de Alpine F1 para el regreso de Alonso a la Fórmula 1 puede quedar distribuida en 3 cabezas, con Laurent Rossi como responsable «logístico» del conjunto, Davide Brivio como jefe deportivo y Marcin Budkowski como directivo técnico. Si bien realmente el único que manda es Luca de Meo.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *