Inditex acelera en su restauración tras ganar 421 millones de euros a lo largo de su primer trimestre fiscal, que transcurre de febrero a abril. Se trata de un beneficio superior a lo que los analistas financieros predecían. En frente de las pérdidas históricas de 409 millones de euros que el coronavirus causó en sus primeros 3 meses de 2020, el conjunto textil vuelve a la ruta positiva a lo largo del primer trimestre, si bien todavía está lejos de los niveles anteriores a la crisis. De esta forma, el beneficio de la compañía gallega se halla todavía un 42,6% bajo los niveles registrados en 2019, cuando ganó 734 millones de euros. Por su lado, el ebitda medró hasta los 1.235 millones de euros, 751 millones más que en 2020.

En lo que se refiere a la facturación, el conjunto dueño de marcas como Zara, Massimo Dutti, Bershka y Oysho, entre otras muchas, tuvo unas ventas de cuatro.992 millones de euros, un 51% más que hace un año, si bien aún un 16% bajo los cinco.927 millones que consiguió en 2019. Quitando el año pasado, estas son las ventas de Inditex más bajas en un primer trimestre desde 2016. Asimismo medró el margen salvaje, que escaló un punto y medio en comparación con el año pasado, hasta llegar al 59,9% de las ventas.

Una gran parte de culpa la prosigue teniendo la pandemia, que ha mantenido las limitaciones en las tiendas en múltiples países. De esta forma, conforme notifica la compañía, sus cuentas se han visto perjudicadas por «el cierre temporal de tiendas y limitaciones a su operación en mercados clave como R. Unido, Francia, Alemania, Italia, Portugal y Brasil». Por este motivo, se vieron perjudicadas el 24% de las horas comerciales de febrero a abril. Además de esto, un 16% de las tiendas estaban cerradas al término del trimestre por las limitaciones. En la actualidad, el conjunto textil cuenta con el 98% de su red comercial abierta.

La pandemia asimismo sigue impulsando a las ventas en línea, que aumentaron un 67% a género de cambio incesante, conforme notifica la compañía. Las limitaciones en las tiendas físicas prosiguen jugando en favor de las ventas en línea.

Como es frecuente, Inditex ha proyectado sus previsiones para el segundo trimestre, en donde resalta que la restauración «continúa ganando fuerza». Hasta el punto de que en este periodo vende más que ya antes de la pandemia. De esta forma, las ventas en tienda y en línea a género de cambio incesante entre el 1 de mayo y el seis de junio de 2021 han crecido un 102% sobre exactamente el mismo periodo de 2020 y un cinco% sobre exactamente el mismo periodo de 2019.

Para el final de su segundo trimestre fiscal, Inditex festejará su junta de accionistas, donde se prevé que apruebe repartir un dividendo de 0,70 euros con cargo en los resultados de 2020. La mitad del mismo se pagó el pasado tres de mayo, al paso que los 0,35 euros sobrantes por acción se abonarán el noviembre.

664 tiendas menos que hace un año
Hace un año, Inditex anunció que efectuaría una inversión de prácticamente tres.000 millones de euros para su negocio digital y que, en paralelo, cerraría entre 1.000 y 1.200 tiendas hasta final del actual año. Esto afectaría a aquellos establecimientos pequeños, a los que cuya facturación se puede cubrir en el canal en línea y los que tienen un valor contable menor de 260.000 euros. 365 días después, Inditex cuenta con 664 tiendas menos que hace un año, hasta las seis.748. Conforme notifica el conjunto, en este trimestre ha efectuado aperturas en 21 mercados.

Por marcas, Zara (que incluye Zara Home y Zara Kids) ha concentrado 239 cierres; Bershka cuenta con 103 tiendas menos; Pull & Bear 85; Massimo Dutti 82; Oysho 77; Stradivarius 60; y Uterqüe ocho.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *