El abuso sexual, las violaciones y la violencia sexista han aumentado a un ritmo exponencial. En 2018, 47 mujeres perdieron la vida a manos de sus parejas o bien exparejas y 39 pequeños quedaron huérfanos. Cifras desconcertantes, mas… ¿y si les afirmara que han inventado un sistema para resguardarnos? Se trata de 2 complementos, collar y pulsera, que pasan plenamente desapercibidos para el atacante y que se activarían solos frente a un instante de riesgo, sin precisar activarlos, siendo capaces de expedir una alarma a la policía informándola sobre la localización de la víctima. El nombre del proyecto es Bindi y ha quedado finalista en un concurso internacional de ideas tecnológicas para resguardar a la mujer. Tras esta genialidad está un equipo multidisciplinar, UC3M4Safety, compuesto por 6 conjuntos de investigación de la Comunidad de la capital de España, 5 de la Universidad Carlos III (UC3M) y uno en la Universidad Politécnica (UPM). Bindi es un prototipo académico formado por un colgante y un brazalete conectados a una aplicación móvil. Esta última «se halla por su parte interconectada a lo que llamamos ´guardianes´, que es un circulo de protección que la usuario ha escogido a priori», establece José Ángel Miranda, uno de los estudiosos del proyecto. «Por el momento, solo está configurado a fin de que haya un circulo de confianza. La idea es que la policía lo integre en su sistema de protección a víctimas», aclara Celia López Ongil, estudiosa primordial. Esta estructura está desarrollada para advertir posibles accesos de pánico o bien ansiedad ante agresiones sexuales. La pulsera es capaz de reconocer, mediante sensores de diferentes variables fisiológicas y con un algoritmo en inteligencia artificial, diferentes estados anímicos referentes con el miedo. Esta información se manda a la aplicación móvil, que por su parte manda la localización del mismo al círculo de confianza, y al colgante, cuyo componente esencial es un micrófono que queda activado ahora. Manuel Canabal Benito, estudioso, nos explica que «el micrófono del colgante manda la señal grabada al teléfono para examinar el nivel de agobio en voz y asegurar que la víctima se halla frente a una situación de peligro y además de esto grabar todos y cada uno de los datos de forma que puedan ser empleados como prueba en un acto judicial». Mas os vais a estar preguntando, ¿y si la usuaria siente temor, pavor o bien ansiedad por otros motivos que no deben ver con una situación de peligro? «Proseguimos estudiando en progresar todos nuestros algoritmos para mejorar este sistema y que solo sea capaz de advertir este género de situaciones concretamente», responde José Ángel. De ahí que, Bindi puede asimismo desactivarse con un simple toque al teléfono o bien a cualquiera de los 2 complementos. Como asimismo puede ser activado manualmente desde los botones de pavor de cualquiera de los 3 dispositivos. Celia nos cuenta que la idea brotó con el propósito de aplicar la tecnología para resguardar a las mujeres del abuso sexual. «Es cierto que es un sistema que ya no es muy profesional, mas en investigación es bastante avanzado», asevera. La tecnología nos ofrece una salida, una herramienta para batallar contra una realidad espantosa. A Bindi solo le falta financiación para poder, al fin, transformarse en ese fácil y también invisible colgante, anillo o bien pulsera camuflado que nos puede salvar la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *