La Policía desmantela el grupo de Estupefacientes de la Policía de Mérida por su implicación en el narcotráfico


La Unidad de Asuntos Internos de la Policía ha desmantelado el grupo de estupefacientes de la Comisaría de Mérida y detenido a sus cinco miembros por su relación con una compleja trama de tráfico de drogas en una operación la que además ha sido arrestado un guardia civil. Según las fuentes consultadas por ABC, los agentes han practicado 25 detenciones y se han desmantelado cuatro plantaciones ‘indoor’ de marihuana con más de 3.000 plantas. La operación comenzó en Alicante a partir de las pesquisas de expertos en crimen organizado del Instituto Armado, mientras que la Policía se incorporó a las mismas al ser informada por la Benemérita, según ha podio saber ABC.

Aunque el juez ha decretado el secreto de las actuaciones, ABC ha podido saber que los policías detenidos, entre los que hay un inspector, estaban plenamente integrados en la actividad criminal y no se limitaban a hacer la vista gorda y cobrar por ello. De hecho, parece que además informaban a los narcos de las operaciones que había contra ellos y les facilitaban incluso documentación de esas investigaciones.

En total, se han hecho una veintena de entradas y registros e intervenidos últiles para poner en marcha esas plantaciones, como lámparas, halógenos y consolas de aire acondicionado, además de varios vehículos.

La trama criminal desmantelada estaba integrada por varias organizaciones que interactuaban entre ellas y estaba dedicada presuntamente al cultivo, procesado, manipulación y posterior distribución de marihuana en la provincia de Badajoz. A los agentes implicados se les acusa de los delitos de cohecho, revelación de secretos, infidelidad en la custodia de documentos, tráfico de influencias, omisión del deber de perseguir delitos y encubrimiento.

Las pesquisas comenzaron hace ya varios meses por parte del Equipo de Crimen Organizado de la Guardia Civil de Alicante y han sido muy complicadas al haber entre los sospechosos policías y miembros de la Benemérita, que conocen las técnicas de investigación y podían detectar a los agentes. Cuando la Benemérita detectó que había policías implicados -nada menos que el grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Mérida al completo-, se lo comunicó a la Policía en lo que es una práctica habitual de lealtad entre ambos Cuerpos. Fue entonces cuando se incorporó al caso la Unidad de Asuntos Internos.

La operación comentó ayer en las localidades de Mérida, Valdelacalzada, Esparragalejo y La Garrovilla. Además de Asuntos Internos de la Policía, en el operativo participa la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil bajo la dirección de un juzgado de Torrevieja (Alicante) y Asuntos Internos de la Benemérita. «Tenemos que respetar en todo momento tanto el secreto de sumario como la presunción de inocencia de estos agentes y vamos a esperar a ver cómo finaliza la operación», ha subrayado esta mañana la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *