El 24 de diciembre el Folleto Oficial del Estado (BOE) publicó los requisitos para optar a cien plazas de técnicos expertos en los Organismos Públicos de Investigación. No obstante, una de la plazas ofrecidas incluía en el temario algo inusual. Al lado de «Bronces de óxido metálicos» aparecía, entre paréntesis: «Tesis de Dani». Pronto, la posibilidad de que la plaza pudiese estar adjudicada por adelantado se transformó en objeto de discusión en Twitter. No obstante, el Instituto de Tecnología Química (ITQ) del CSIC, con sede en Valencia, convocante de la extraña oferta, asegura que se trata de la inclusión «por fallo de una referencia bibliográfica» y rechaza por completo cualquier género de «práctica endogámica».

Todo empezó en el momento en que una usuaria anónima de la red social publicó en su cuenta el próximo tuit: «Hablando de endogamia: ¿Va a ser esta plaza de técnico especializado (funcionario A2) en el Instituto de Tecnología Química del CSIC para ese tal Dani o bien alguno de sus compañeros de laboratorio? Podrían haber puesto cuando menos los apellidos de Dani para poder procurarlo en teseo».

El tweet incluía la página del BOE en la que aparecía la materia «con dueño». Pronto consiguió la contestación de muchos usuarios, entre ellos María Jesús Morisco, miembro del Congreso de los Diputados del Partido Popular por Salamanca, quien solicitaba explicaciones aun al ministro de Ciencia, Pedro Duque, al paso que tachaba de «vergonzoso» lo ocurrido.

De forma muy afín se pronunciaba Luis Garicano, eurodiputado de Ciudadanos: «Seguro que el concurso es abierto y transparente, y que al final Dani es el mejor… Qué falta de vergüenza».

No obstante, la explicación que ofrece Fernando Rey, directivo del ITQ, es bien diferente y nada debe ver con una asignación a dedo, sino más bien con una «’nota al margen’ redactada de forma informal y también incluida por error». Las palabras «Tesis de Dani», explica a este periódico, hacen referencia a un trabajo concreto de investigación desarrollado en el ITQ y al que se destina la plaza convocada». Esto es debido a que a lo largo de la preparación del programa, que consta de un total de 50 temas, «se examinan las líneas de investigación y desarrollos más relevantes del instituto», señala. «Se trata sencillamente de una referencia bibliográfica que empleamos en la preparación del temario y que, desafortunadamente, no fue eliminada en el texto mandado para su publicación al BOE», concluye.

«No pienso regresar a España»
Rey, que se reconoce desbordado por la reacción de las redes sociales dado este fallo, rechaza rotundamente cualquier práctica endogámica en el desarrollo de esta plaza: «El temario pretende dar ocasión de acceso a cualquier aspirante que se ajuste al perfil requerido en conjunto igualdad de condiciones», asevera. Desde el CSIC notifican de que la referencia entre paréntesis va a ser corregida dentro de poco con una enmienda en el BOE.

El renombrado Dani es realmente Daniel Delgado Muñoz que defendió su tesis («Catalytic valorization of natural gas and biomass-derived feedstocks by metal oxides») en el año 2019. El estudioso ya no trabaja en el ITQ. Desde hace un año está contratado en el Fritz-Haber-Institut del Max-Plank en Berlín (Alemania), trabajando en el equipo de investigación de la Maestra Annette Trunschke. «Hasta donde sé, no tiene ninguna pretensión de presentarse a esta plaza. Su pretensión es desarrollar una carrera estudiosa y no tiene previsto dedicarse a tareas técnicas de investigación, que es el objeto de la plaza que tanto revuelo ha levantado», explica Rey.

Lo corrobora el propio «Dani»: «Efectivamente, es un gazapo. Hoy día trabajo como estudioso en el instituto Fritz Haber de la Sociedad Max Planck. No opto a esta oposición, y no entra en mis planes regresar a España a corto o bien medio plazo», confirma Delgado en un correo.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *