La planta de Renault en Sevilla dará una segunda vida a 10.000 vehículos usados cada año


José Vicente de los Mozos, director industrial del Grupo Renault y presidente de la compañía en España, ha inaugurado este viernes en la factoría de Sevilla el primer proyecto de economía circular de España dedicado integramente a la movilidad, que dará una segunda vida a 10.000 vehículos usados a partir de finales de 2022 y reacondicionará unas 1.000 baterías al año, lo que supondrá 12.000 horas de formación. El proyecto se anuncia en un momento en el que todas las economías del mundo sufren un desabastecimiento de materiales, entre ellos microprocesadores para vehículos.

Este proyecto garantiza una larga vida a la planta de Sevilla, hasta ahora un referente en cajas mecanizadas para vehículos de combustión y en la que trabajan un millar de empleados. Para poder ejecutarlo, la compañía del rombo comienza esta semana ya a acondicionar una extensión de 5.000 metros cuadrados en su planta de San Jerónimo. Además, en Sevilla Renault fabricará cajas reductoras de velocidad para motores eléctricos y dos modelos de cajas para vehículos híbridos. Con todo ello, la nueva planta de Sevilla ha sido rebautizada y a partir de ahora se llamará Refactory.

José Vicente de los Mozos ha rehusado ofrecer datos de inversión, aunque ha afirmado que la empresa optará a las ayudas de la Junta de Andalucía que el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este viernes en su visita a esta fábrica. La Orden de la Junta que regulará esas ayudas se publicará en breve y permitirá subvencionar hasta un 25% de la inversión.

Generación de empleo

En cuanto a la generación de empleo del proyecto, el presidente de Renault España no ha querido pronunciarse, entre otras cosas porque la planta sevillana se encuentra ahora en ERTE hasta marzo de 2023 por la caída de la producción de vehículos y por la incertidumbre sobre el abastecimiento de materiales. «Primero vamos a salir del ERTE y después hablaremos de generación de empleo», ha precisado.

La compañía ya solicitó en octubre de 2020 una ayuda para la ampliación y modernización de la fábrica de Sevilla. Recibió de la Junta 5,97 millones de euros, el 13 % de la inversión de 45,9 millones que realizó. En el primer trimestre de 2022, la Junta prevé resolver otra ayuda solicitada por Renault para un proyecto de innovación para desarrollar una caja de velocidad para vehículos híbridos.

El Grupo Renault presentó el pasado mes de marzo su Plan Industrial Renaulution España 2021-2024, que convierte a nuestro país en el polo de electrificación de la compañía. Además de incluir cinco nuevos vehículos y una nueva familia de motores para las plantas de Castilla y León, se anunció para la fábrica de Sevilla un novedoso proyecto de economía circular y dos nuevas cajas de velocidades para montar en la nueva gama de vehículos híbridos e híbridos enchufables del grupo.

«Las adjudicaciones de estas cajas son de vital importancia para la planta sevillana, pues son una muestra de que ha sabido preparar su futuro con la introducción progresiva de cajas electrificadas», que se suman a la reductora de velocidad que comenzará a fabricar a final de octubre, según ha indicado De los Mozos, quien ha destacado que la planta de Sevilla, que tiene más de 50 años de antigüedad, está hoy totalmente digitalizada.

Vehículos que duran más

Con la presencia del presidente de Renault España en la factoría de Sevilla se da por inaugurado el proyecto de economía circular de esta planta después de haber lanzado ya un proyecto similar a finales de 2020 en la factoría francesa de Flins. Este proyecto permitirá a Renault ofrecer a los clientes de vehículos de ocasión de calidad ‘premium’ dar una segunda vida a esos coches y a precios competitivos, ha indicado De los Mozos, quien ha destacado que el hecho de que «un vehículo pueda durar más y tener varias vidas concentra una fuerte creación de valor vinculado a los nuevos modelos de economía circular. Se trabaja de esa forma en la reducción de emisiones, en lograr una mayor sobriedad en el uso de los recursos o la energía o en la eliminación de materiales o procesos más contaminantes».

Para el director industrial del grupo Renault no es una contradicción que, por una parte, la compañía pretenda rejuvenecer el parque móvil del país vendiendo vehículos nuevo menos contaminantes y, por otra, intente dar una segunda vida a vehículos de clientes que no pueden adquirir otro.

¿Pero en qué consiste este proyecto de economía circular? La actividad se va estructurar en cuatro líneas, que acompañarán toda la vida del vehículo: Re-Trofit, Re- Energy, Re-Cicle y Re-Start.

Re-Trofit

Esta línea de actividad comenzará en el último cuatrimestre de 2022 y reacondicionará vehículos de combustión de última generación (menos contaminantes que los antiguos) de particulares y flores, lo que permitirá darles una segunda vida y alargar su vida útil. Se logrará así vehículos menos contaminantes y que circulen durante más tiempo. Estos vehículos tendrán una certificación de Renault, que supone usar piezas de la marca, superar el programa de mantenimiento del constructor y pasar un control de calidad, una distinción que irá impresa debajo del capot y de la que cliente tendrá una copia.

Tras un lavado exhaustivo del vehículo, se comienza con el peritaje de los daños del vehículo, lo que va a permitir lanzar ya en ese momento el pedido de las piezas que serán necesarias para su reparación. A continuación se iniciará la reparación integral de la mecánica del vehículos para posteriormente hacer una revisión de 100 puntos de control, además de la gestión de las ITV. Después se procederá a la renovación de la carrocería y a un control de calidad.

Además, se plantea la posibilidad de que los vehículos diésel y gasolina más contaminantes puedan ser adaptados a gas licuado de petróleo (GPL) o uso de biomasa como combustible.

Re-Energy

A partir de 2024, se repararán baterías de vehículos eléctricos en uso, desarrollando nuevas aplicaciones para almacenamiento de energía y gestionando correctamente el fin de vida de este producto.

Re-Cycle

Los vehículos del grupo ya incorporan un 30% de materiales reciclado y el objetivo ahora es ampliar esa cuota con una gestión eficiente de los recursos y del flujo de suministro de piezas y materiales. A partir de 2022, se integrará también la fabricación de piezas para las cajas de velocidades que se montarán en los vehículos electrificados del grupo Renault.

Re-Start

Se promoverá e indentificarán a partir de 2022 nuevas actividades que permitan continuar innovando en materia de economía circular y desarrollará la formación de nuevas competencias, convirtiendo a Refactory Sevilla en un ecosistema abierto en el que colaborará con la planta francesa de Flins, el centro de I+D+i de Valladolid, diferentes socios, startup y centros universitarios.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *