PP, Cs y Vox pusieron el día de ayer el grito en el cielo por el cambio del Consejo de Ministros a cada martes. Una resolución tras la que estos 3 partidos ven el intento del Gobierno socialista de «opacar» la tarea de la oposición en tanto que ese día es cuando el Congreso discute las ideas de la oposición y el Senado festeja la sesión de control al Ejecutivo.

La polémica brincó el día de ayer a lo largo de la asamblea de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, si bien no formaba una parte del orden del día. Y frente a la solicitud de la palabra de casi todos los portavoces, la presidente del Congreso, Meritxell Batet, decidió convocar una asamblea para la próxima semana para decidir si la vida parlamentaria debe reordenarse.

El inconveniente de festejar el Consejo de Ministros la mañana del martes es que coincide con la asamblea de la Junta de Portavoces del Congreso. Una cita en la que los partidos deciden qué cuestiones se discutirán en el pleno de la semana siguiente. Hasta el momento esta resolución se adoptaba conociendo las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros de forma inmediata precedente. Tras el cambio, los portavoces van a fijar los temas a discutir sin saber qué ha aprobado el Gobierno o bien qué situaciones políticas defiende frente a las últimas cuestiones de actualidad.

Aguardar hasta 15 días

Además de esto, el plazo para actualizar las preguntas de la sesión de control al Gobierno concluye cada lunes. Puesto que esta sesión se festeja cada miércoles, la oposición deberán aguardar 8 días, hasta el próximo Pleno, para consultar al Ejecutivo. Al comienzo de cada mes este plazo se dispararía hasta los 15 días, en tanto que la primera semana no hay actividad parlamentaria.

Las comparecencias de los miembros del Gobierno en comisión asimismo podrían verse complicadas. Ahora muchas de estas sesiones tienen sitio cada martes por la mañana. Día que ahora los ministros no van a poder asistir por encontrarse en La Moncloa.

Por todo ello, la vicepresidenta segunda de la Cámara, Ana Pastor, consideró «incompatible» el nuevo calendario de La Moncloa con las tareas de control al Gobierno. Ahora, la portavoz parlamentaria del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, denunció que el Gobierno busca acallar las tareas de control y también ideas legislativas de la oposición en el Congreso. «Es una ignominia al funcionamiento ordinario y capacidades de esta Cámara» denunció acusando a Moncloa de estimar «quitar el foco a las ideas de la oposición y no dar tiempo a conjuntos para reelaborar preguntas al control».

Álvarez de Toledo avanzó que la propuesta del Partido Popular va a ser pasar las sesiones de control a cada miércoles por la tarde en vez de cada miércoles por la mañana, discutir las ideas de la oposición todos los jueves por la mañana (ahora cada martes por la tarde) y las ideas legislativas del Gobierno cada miércoles por la mañana (ahora todos los jueves por la mañana).

Reordenar los plenos
Esta reorganización implicaría festejar las asambleas de la Mesa y la Junta de Portavoces cada lunes por la tarde y forzaría a los miembros del Congreso de los Diputados que formen parte de ella y no sean de la capital de España a pasar una tarde y noche más en la capital, lo que seguramente no va a ser apoyado por fuerzas como el PNV y ERC, asociados del Gobierno.

El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, coincidió con ella en que el cambio del Consejo de Ministros «dificulta mucho la primordial tarea del Legislativo» y apostó por reordenar los días de celebración de plenos si bien sin avanzar todavía ninguna propuesta. A su juicio, prolongar hasta exactamente el mismo martes el plazo para actualizar las preguntas al Gobierno no es viable. «Si deseamos que de veras respondan a lo que preguntemos hay que dar un plazo al Ejecutivo a fin de que prepare su respuesta», concedió.

Por su lado, el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, criticó la unilateralidad del Gobierno al decidir el cambio sin consultarlo con la Mesa del Congreso y también hizo hincapié en las «dificultades» que produce de cara a las preguntas del control. «Imagínense que sale una nueva bomba del Consejo de Ministros y ya tenemos hechas y bloqueadas nuestras preguntas».

Peor en el Senado
Los inconvenientes existentes en el Congreso se agudizan en el Senado puesto que la sesión de control al Gobierno tiene sitio exactamente el mismo martes por la tarde. Esta coincidencia podría solapar, además de esto, la conferencia de prensa siguiente al Consejo de Ministros con el comienzo del control en la Cámara Alta lo que podría producir inconvenientes si un ministro debe comparecer al lado de la portavoz exactamente el mismo día que deba responder a la oposición en el Senado.

Esta cuestión se propondrá el día de hoy mismo en la Junta de Portavoces, conforme aseguró el día de ayer el portavoz del Conjunto Popular, Javier Maroto. El líder del Partido Popular se preguntó «cómo se puede ejercer la tarea de oposición si el Consejo de Ministros acaba a la una y la sesión de control al Gobierno a las 4 de la tarde. No le resulta interesante que le preguntemos sobre lo que hacen». Maroto advirtió de que «si desean adormilar a la oposición se equivocan».

A pesar de ello, no semeja que Partido Popular, Cs y Vox vayan a tener grandes apoyos. La vicepresidenta tercera del Congreso, Gloria Elizo, de Unidas Podemos, consideró «perfecto» el cambio del Consejo de Ministros defendiendo tanto la separación de poderes como de labores entre el Legislativo y el Ejecutivo.

En exactamente la misma línea, fuentes de la Presidencia explicaron que Batet no tiene pensado efectuar ningún cambio mas que va a escuchar las diferentes situaciones que le propongan los conjuntos.

Asamblea de subsecretarios
En esta línea, el secretario general del Conjunto Parlamentario Socialista, Rafael Simancas, aseveró que el «nuevo calendario del Consejo de Ministros no afecta de forma negativa ni de modo alguno al funcionamiento del legislativo» si bien aseguró estar preparado «a estudiar cualquier propuesta prudente para facilitar trabajos de conjuntos parlamentarios».

Desde ERC, su portavoz Gabriel Granuja asimismo se mostró presto a discutir mas adelantó su rechazo inicial a cualquier propuesta que emane de los partidos de la derecha por el hecho de que «chirrían».

No es esta la única consecuencia significativa del cambio del Consejo de Ministros del viernes al martes, en tanto que asimismo se ha alterado la asamblea de subsecretarios, que preparan la asamblea del gabinete, del miércoles a todos los jueves. Este margen deja al presidente llevar al Consejo de Ministros algún tema de emergencia sin pasar por la comisión de subsecretarios y pudiéndose saltar el control de Podemos, notifica Gregoria Cano.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *