La OMS (OMS) ha decidido declarar el día de hoy que el brote epidémico de ébola en la República Democrática del Congo (RDC) se transforme en una urgencia sanitaria de alcance internacional, mas ha querido evotar el pavor y ha remarcado que el cierre de fronteras no es preciso. “Si bien no hay pruebas todavía de una transmisión local del ébola en Goma, RDC o bien Uganda, estos acontecimientos representan una alarmante expansión geográfica del virus”, ha explicado Tedros Adhanom Ghebreyesus, directivo general de la OMS. Es precisamente por esto que el organismo estima que “el riesgo de expansión del ébola en RDC y la zona prosigue siendo altísimo, al paso que el peligro de expansión fuera de la zona prosigue siendo bajo”. Tedros ha insistido en que “el comité no estima que los escáneres en los aeropuertos o bien otros puertos de entrada fuera de la zona sean necesarios”, ya antes de añadir que “los países bajo riesgo deben trabajar urgentemente con los asociados para progresar su preparación”. La resolución se ha tomado por recomendación del Comité de Urgencia de la OMS y el primordial motivo de esta resolución es que se ha confirmado el primer caso confirmado del virus en la urbe de Goma, capital de la provincia de Kivu Norte, a 350 quilómetros de lo que hasta el momento es el epicentro de este brote y a escasos 20 quilómetros de la frontera con Ruanda. De ahí la preocupación por la posible expansión. Tedros ha señalado que los países vecinos de RDC “deben seguir inspeccionando los movimientos de población y los patrones sociológicos que pueden pronosticar el peligro de expansión de la enfermedad”. “La comunicación sobre peligros y la interacción con las comunidades, singularmente en los puntos de entrada, ha de ser incrementadas”, ha dicho, al paso que ha subrayado que “los países bajo riesgo deben aprobar los fármacos y vacunas experimentales como una prioridad inmediata”. En el caso de RDC ha señalado que el país debe “seguir robusteciendo el trabajo de concienciación y preparación con las comunidades, inspeccionar los movimientos por medio de las fronteras y a nivel interno, como “fortalecer” la vigilancia. El director de la OMS ha señalado además de esto que el Gobierno de RDC “está mostrando una trasparencia inusual al compartir información cada día”. “Están haciendo todo cuanto pueden. Precisan el apoyo de la comunidad internacional, incluido apoyo financiero”, ha remarcado. Médicos Sin Fronteras, en un comunicado, ha valorado de forma positiva la resolución de la OMS. “Las señales son claras: la gente prosigue muriendo en las comunidades, los trabajadores sanitarios siguen contagiándose y la transmisión no se detiene”, asevera Joanne Liu, presidente Internacional de Médicos Sin Fronteras (MSF). “La epidemia no está bajo control y precisamos un cambio de marcha, de velocidad. Mas este cambio no debe efectuarse a costa de las limitaciones de movimiento ni del empleo de medidas represivas sobre la población afectada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *