la NASA llega a los asteroides troyanos


La misión Lucy de la NASA acaba de comenzar su camino de 12 años hacia los asteroides troyanos esta mañana. Se trata de un viaje pionero que llevará a la sonda a realizar seis sobrevuelos calculados al milímetro casi como una suerte de ‘vals’: apoyándose dos veces sobre la gravedad terrestre, primero visitará una roca del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter para después dirigirse
a los troyanos del gigante gaseoso. Todo para recabar información sobre los orígenes de nuestro Sistema Solar, ya que estos cuerpos permanecen con unas características muy parecidas a cuando surgieron junto con nuestro vecindario cósmico, hace unos 4.000 millones de años.

«Tenemos una suerte increíble de poder obtener un conjunto tan rico de objetivos», afirma para
Space.com
Hal Levison, el investigador principal de la misión y otro científico planetario de SwRI. «Algunos de ellos tienen tanta importancia que incluso podrían ser protagonistas de su propia misión». De hecho, esto es lo que ha ocurrido con misiones recientes como la sonda japonesa
Hayabusa 2 o la propia
OSIRIS-REx, de la NASA, que visitó al peligroso asteroide Bennu. Además, ambas recogieron muestras de los dos cuerpos.

Algo que no podrá hacer Lucy, que sin embargo se convertirá en la primera nave en llevar a cabo tantos sobrevuelos en el Sistema Solar exterior, acercándose a entre 5 y 9 kilómetros por segundo. «Realmente me encanta el desafío, porque hace que la ciencia sea mucho más rica», afirma Olkin, quien compara estas visitas con «correr una carrera de 10 kilómetros en tan solo uno o dos segundos». «Con un sobrevuelo así, cada momento es precioso».

El lanzamiento marcará el principio de un viaje que durará al menos 12 años y donde Lucy visitará siete asteroides: seis troyanos -cuatro de ellos miembros de dos sistemas binarios-, más uno del cinturón de asteroides algo así como ‘de regalo’. Para ello se ‘apoyará’ dos veces en la gravedad terrestre, en una suerte de ‘baile’ medido casi al milímetro que le llevará en 2025 a su primer encuentro. El afortunado, un pequeño asteroide del cinturón principal llamado Donaldjohanson en honor, precisamente, al descubridor del fósil de Lucy. Las siguientes paradas serán Eurybates -y su satélite-, Polymele, Leucus y Orus, que se producirán entre 2027 y 2028. Después de apoyarse en la gravedad de la Tierra nuevamente, Lucy visitará los troyanos que anteceden en la órbita al gigante gaseoso encontrándose con el sistema binario Patroclus-Menoetius.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *