La semana pasada, todos y cada uno de los medios se hicieron eco de un enorme avance para la ciencia y también industria de España. Un equipo del CSIC ha conseguido poner a punto un sistema de extracción y purificación de coltan en una vieja mina de estaño ubicada en A Penouta, Ourense.Este descubrimiento tiene implicaciones obvias en la zona, como la ocasión de revitalizar la maltrecha industria minera de la zona y crear nuevos puestos. Mas hay otros beneficios secundarios no tan evidentes a simple vista. Por servirnos de un ejemplo, la pacificación de los conflictos armados del Congo o bien eludir la extinción del gorila. En el presente artículo vamos a hablar de toda la onda expansiva que provoca esta pequeña mina gallega.

La fiebre del coltan

Técnicamente el coltán no es un mineral, sino más bien la combinación de dos: la columbita y la tantalita. En verdad, el propio término “coltán” procede de la fusión de las dos palabras. Estos 2 minerales acostumbran a aparecer juntos en la naturaleza, combinados en diferentes proporciones conforme la mina.Hasta 1990 solo los químicos y los geólogos estaban interesados en el coltan, en tanto que los 2 minerales que lo formaban eran una fuente natural de 2 elementos químicos descubiertos de forma tardía: el tantalio y el niobio. Al purificarlos, los dos elementos forman un metal de aspecto plateado, que provocó un ligero interés por ciertos joyeros para hacer piezas más asequibles sin recurrir a la plata.El mayor productor en ese instante era un país del centro de África llamado Zaire, que hoy en día es la República Democrática del Congo. El coltan no es común, mas daba la casualidad de que en esta zona existía un enorme yacimiento y, lo que es más esencial, era muy superficial. No era preciso edificar una mina muy profunda, sino cualquiera con un pico podía conseguir coltan del suelo si cavaba dos metros o bien si se ponía en el cauce del rió con una red, siguiendo técnicas utilizadas a lo largo de la fiebre del oro.Pero en 1990 todo cambió por completo. Se verificó que el tantalio era capaz de conducir grandes cargas eléctricas sin recalentarse demasiado, y eso le hizo ser un aspirante ideal para la construcción de condensadores eléctricos en los primeros teléfonos móviles. Los fabricantes comenzaron a demandar grandes cantidades de coltan a Zaire que, ignorante de su utilidad, veía de qué manera la demanda y el costo que estaban prestos a abonar otros países aumentaba poco a poco más.En circunstancias normales, un país en vías de desarrollo como Zaire podría haberse favorecido de esta entrada de dinero. El gobierno puede regular la exportación y emplear los impuestos para prosperar las condiciones de vida de sus habitantes. Mas a fines del siglo veinte, Zaire estaba sumido en un profundo enfrentamiento político.En 1996, el Gobierno depuesto del vecino país de Ruanda se desplazó a Zaire en pos de cobijo, provocando una guerra entre los dos países. El enfrentamiento fue escalando hasta provocar entre 1998 y 2003 la llamada guerra mundial africana, con la participación de 9 países y hasta doscientas tribus combatiendo en forma de guerrillas en la jungla congoleña.En ese instante, la recién instaurada República Democrática del Congo era el epicentro del enfrentamiento, un campo de batalla sin ley ni gobierno que pudiese hacer algo. Seguramente el peor escenario posible para la repentina entrada masiva de dinero a través del coltan.Las minas de coltan no estaban tan con fuerza reguladas como las minas de oro y plata de los colonos, sino todo el planeta montaba su excavación a ocultas. Cada terreno entonces era controlado por diferentes mafias que recogían las ventajas para respaldar a su guerrilla o bien conjunto político preferido. Más dinero provocaba mejores armas y un agravamiento de la guerra.Y eso no es todo. La entrada de las mafias hizo que muchos ganaderos dejasen sus granjas en busca del coltan. Con solo una semana de buscar en los ríos ya ganaban más dinero que a lo largo de todo el año, consiguiendo abonar al magnate de turno. Esto desequilibró todavía más la precaria economía alimenticia que se había formado en el país y la hambruna hizo su aparición. Se dio la paradoja de que ciertos de sus habitantes tenían dinero mas ningún acceso a comestibles. Terminó incrementando la caza intensiva y el consumo de especies autóctonas, como los gorilas, cuya población cayó en picado en el nuevo siglo hasta entrar en riesgo de extinción.La Guerra mundial africana se considera el enfrentamiento más largo y cruento de África, y supuso prácticamente un genocidio para los habitantes del Congo. Más o menos tres con ocho millones de personas murieron a lo largo del enfrentamiento, y lo peor es que la mayor parte fueron por culpa del apetito y enfermedades curables. Resolubles si no fuese por el hecho de que una guerra sin fin se hacía en su territorio.Consumo responsablePor suerte, desde el año 2000 muchos fabricantes de tecnología comenzaron a caer en la cuenta del inconveniente, y comenzaron a encargar el coltan a las escasas minas ubicadas en otros países como Australia. Su costo era mayor, mas se consideraba una medida de consumo responsable en tanto que podrían calmar el enfrentamiento cortando el flujo de dinero. Afortunadamente, en 2003 la guerra terminó bajo el Pacto de Pretoria, si bien con ciertas recidivas siguientes.El inconveniente del coltan de los otros países es que su cantidad es menor y se tarda considerablemente más tiempo en extraer las cantidades que demanda la tecnología actual. Esto supuso retrasos en ciertos lanzamientos tecnológicos, como la consola de juegos PS2, que Sony debió retrasar a lo largo de un año por carencia de coltan.Hoy en día, ciertas empresas tecnológicas que prosiguen pidiendo el coltan africano, en especial las ubicadas en E.U.. Irónicamente, el mayor exportador actual de coltan en África no es el Congo, sino más bien Ruanda. Ellos no tienen ni un yacimiento de este material, mas prosiguen usurpando y exportando el coltan del Congo hoy día.Dada esta situación, podemos imaginarnos la gran relevancia de la creación de las minas de coltan en Galicia. Son las primeras minas en Europa que pueden proveer coltan sin precisar largos transportes, con lo que tienen una demanda asegurada. Esto puede permitir hacer avanzar el desarrollo tecnológico sin tener las manos manchadas de sangre. El costo de un nuevo móvil jamás debería prolongar una guerra.

QUE NO TE LA CUELEN:

Para solventar este inconveniente, existen investigaciones para desarrollar otros componentes electrónicos que no dependan del tantalio, mas hoy en día este elemento prosigue siendo de mayor relevancia para la tecnología.

REFERENCIAS:

Lunar, Rosario y Martínez Frías, Jesús. Minerales de nuestro siglo. El Coltan: Mineral estratégico del siglo veintiuno. Historia Natural: Rev. Real Sociedad De España de Historia Natural, Octubre, 1: 53. 2003.Mantz, Jeffrey William. “Improvisational Economies: Coltan Production in the Eastern Congo.” Social Anthropology, vol. 16, no. 1, John Wiley & Sons, Ltd, July 2008, pp. 34–50Kean, Sam. La Cuchase Menguante : Y Otros Relatos Veraces de Insensatez, Amor y La Historia Del Planeta a Partir de La Tabla Periódica de Los Elementos. Ariel, 2011.

Fuente: larazon.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *