El combate contra la histórica borrasca «Filomena» asimismo se libró en las redes de telecomunicaciones, unas infraestructuras en las que España se codea con los países más punteros del planeta a la espera de lo que dé de si el despliegue del 5G. En general, las redes móviles y la fibra pasaron funcionaron adecuadamente a lo largo de las nevadas históricas del pasado fin de semana. Para esto, las primordiales operadoras, desplegaron fuertes equipos humanos en automóviles 4×4 o bien motocicletas de nieve; como se fortalecieron puntos críticos de la red con equipos electrógenos o bien el personal en los centros de supervisión.

En el caso de Telefónica, la operadora dirigida por Álvarez-Pallete activó sus 6 bases de urgencia en España (la capital española, Barna, Zaragoza, Sevilla y León) y a sus equipos de intervención al lado de una flota de automóviles (4×4, motonieves, máquinas pisa nieves y automóviles Unimog) para acceder a los lugares más bastante difíciles.

Por su lado, solo en los días de la borrasca, Orange efectuó cerca de dos.000 intervenciones para sostener la conectividad de sus clientes del servicio, notifican desde la teleco y, para esto, debieron echar mano de un equipamiento muy singular: motocicletas de nieve, retroexcavadores, automóviles 4×4 ya hasta esquís o bien tractores.

¿Qué género de intervenciones se hiceron? Pese a que los sistemas se diseñan para soportar temperaturas extremas, los equipos de telecomunicaciones pueden padecer daños- singularmente los que están a la intemperie- así sea por el hecho de que se congelen y dejen de marchar o bien por el hecho de que haya una avería en internet eléctrica. Lo primero fuerza a identificar el factor dañado y reemplazarlo. Para lo segundo hay que regularse con las compañías de electricidad. A lo largo de «Filomena» se registró alguna situación de esta clase en localidades del sudeste de la capital española.

Como explica Antonio José Medina, directivo de Seguimiento y Control de los Servicios de Telefónica España, «hemos activado el plan de urgencias múltiples días ya antes, para asegurar el servicio y hemos contado con un gabinete de crisis permanente» y resalta que se fortaleció el personal dedicado al control de las redes, bien por control a distancia o bien a pie de calle, alcanzando los 400 técnicos.

En cualqui

er caso, Medina reconoce la existencia de «situaciones inesperadas» a lo largo del desarrollo de Filomena, como cuando se habilitó la sede central de la teleco para acoger a cientos y cientos de personas atrapadas el pasado ocho de enero en la M40 por las intensas nevadas. La operadora puso sus recursos a predisposición de los servicios de urgencia, como notificó ABC.

Para el responsable del dispositivo, «en ciertos lugares donde no podían acceder los automóviles, nuestros servicios singulares de intervención debieron hacerlo andado múltiples quilómetros a pie en pleno temporal para asegurar el servicio». Un desplazamiento que Vicente Cotino – responsable de supervisión de la red de Orange – resalta la tarea de los técnicos que resuelven cualquier incidencia y estima que los desplazamientos de estos equipos se pueden transformar en lo «más complicado» pues los caminos de acceso pueden estar intrasitables para desplazarse en turismo o bien todoterreno.

El empleo de las redes se dispara
En días en que «Filomena» recorría el país de punta a punta, la red de la tercera teleco de España vio su tráfico de datos – fijos y móviles dispararse más de un 12% en el fin de semana del nueve y 10 de enero con respecto a una semana frecuente. El pasado sábado la red móvil de Movistar (Telefónica) ensayó un aumento en su empleo del 13% con respecto al tráfico frecuente en días no laborables. En lo que se refiere a la red de datos móviles esta medró otro 13% en comparación con días precedentes, lo que se atribuye al mayor envío de vídeos y también imágenes desde el móvil o bien por más videoconferencias.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *