La cultura sigue su lucha en Galicia por desconfinarse. Tras el adefesio vivido hace 15 días por los Amigos de la Ópera de A Coruña, a los que desde la Consellería de Sanidade no se les dejó más que contar con 60 espectadores para sus 3 primeras representaciones, las citas líricas de el día de hoy y mañana semejan recobrar una relativa normalidad, y tanto la urbe herculina como Vigo van a abrir estos días sus teatros a una mayoría de apasionados.

A Coruña gozó ayer de noche del recital de la última gran dama del belcanto italiano, Mariella Devia; el día de hoy y mañana programa la representación en forma de concierto de la ópera barroca «Vendado es amor, no es ciego», del músico de España, José de Nebra, estrenada en 1744 y –como una buena parte de la producción barroca española– olvidada. De la mano del directivo y contratenor coruñés Alberto Miguélez Rouco se presenta un reparto joven, con la sevillana Leonor Bonilla –debutando en la ciudad– como primordial reclamo, y al lado de la que van a estar la mezzo Carol García, las sopranos María Lueiro y Aurora Peña y el barítono Borja Quizá.

Para esta doble cita con el barroco (20 horas), los Amigos van a poder contar con el 50% del aforo del Teatro Colón. No fue simple. Tras una nueva remisión de informes a Sanidade, no hubo cambió de criterio hasta el momento en que se fueron levantando limitaciones en diferentes distritos de la urbe, entre ellos la Marina donde se ubica el teatro. Más tarde, el exgerente del Sergas, Antonio Fernández Campa, contactó con la asociación para trasladarles el sinsentido de la situación vivida, y les avanzó que «se estaban examinando los protocolos» para espectáculos. De esa forma, los Amigos pueden contar con de todas y cada una de las sillas que tenían previstas desde un comienzo y que comercializaron.

«Operación retorno»
Por su lado, los Amigos de la Ópera de Vigo levantan el día de hoy el telón de su Outono Lírico, con una programación de circunstancias, lejos de la que tenía prevista su dirección artística para este año. Los 2 títulos representados han dado sitio, con exactamente los mismos intérpretes, a rutas galas líricas, una primera de arias y duetos de ópera (que va a tener sitio mañana) y otra de grandes escenas, prevista para el 1 de noviembre. La novedad va a venir en que las piezas no se interpretarán aisladamente, sino más bien en una dramatización que transforme las galas en un espectáculo redondo.

La cita de mañana en el Teatro Afundación (20.30 horas), bajo el ameno título de «Operacción Retorno» busca, en tono humorístico, representar «la situación que viven los vocalistas a lo largo de la pandemia», explica Daniel Diz, directivo artístico de los asociación viguesa, «son una serie de sketches enlazados, jugando con proyecciones y salpicando las arias y dúos» en este relato. «Hay crítica, mas asimismo al final mandamos un mensaje de esperanza», puntualiza. La responsable de coser las escenas y de procurarle un hilo argumental ha sido la escenógrafa Eugenia Corbacho.

Sobre el escenario, 4 intérpretes españoles: los barítonos Luis Pesado y Manel Esteve, la soprano Ruth Iniesta y el tenor Jesús León, todos ellos bajo la dirección de Diego García Rodríguez, al frente de la orquesta Ensemble Vigo 430.

Desde los Amigos de la Ópera olívicos se han aplicado, como ya hiciesen en A Coruña hace 15 días, los más rigurosos protocolos para asegurar la seguridad de todos y cada uno de los asistentes. Aparte de la obligada reducción de aforos al 50% en el viejo García Barbón, la mascarilla va a ser obligatoria a lo largo de las funciones, va a haber geles desinfectantes en los accesos a la sala, los programas de mano van a ser digitales para su descarga y no va a haber versión impresa, se eliminarán los descansos para eludir aglomeraciones en las zonas comunes y tanto los accesos como las salidas van a estar controladas por campos y con diferentes puertas asignadas. Para dar mayores comodidades, las puertas del teatro se van a abrir 45 minutos ya antes del inicio de cada representación. Todo es poco para salvar y revitalizar la cultura.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *