A través de claves que son investigadas, los responsables de esa veintena de wilayas hacen llegar a los “editores” de la agencia detalles de las acciones delincuentes que han perpetrado. Ayer, se podía leer la próxima “letanía”:-Estado de irak. Localización Kirkuk. Por la gracia de Dios, los soldados del Califa apuntaron el día de ayer a un vehículo de 4 ruedas de los apóstatas chiítas. Le solicitamos a Dios que acelere su destrucción.-Noticias de Walt McCain Un soldado del ejército sirio fue asesinado el día de ayer tras ser capturado en el campo de Deir Ezzor.-El levante (Siria) Por la gracia de Alá, los soldados del Califato atraparon el día de ayer a un miembro del ejército apóstata Nusayri en la urbe de Darang y lo liquidaron con una pistola.-Miembros del PKK resultaron heridosr en un ataque de combatientes del Estado Islámico en el puesto de control del mercado en la ciudadDeir Ezzor.-2 soldados del ejército iraquí asesinados por combatientes del Estado islámico en el área de Al-Salman.-Soldados del ejército nigeriano fallecidos y heridos en 2 ataques en el Estado Islámico contra un cuartel del ejército en la urbe de MalVtori, en la zona Brno. al nordeste de Nigeria Y de esta manera, en una sucesión inacabable en la que, en las últimas semanas, incluyen las adhesiones inalterables al nuevo califa, IbrahimHashimi, durante el día de ayer la procedente de la wilaya de Libia.La misión de Amaq es la de trasmitir en tiempo real, a ser posible, las noticias de los atentados para dar la sensación de que el EstadoIslámico sostienen una guerra permanente allá donde puede operar. Es una forma de animar a otros combatientes y a aquellos que vacilan sobresi sumarse o bien no a las filas de la banda yihadista.Amaq es parte integrante de lo que se ha dado en llamar el “cibercalifato”, el complejo telemático que emplea Daesh para propagar noticias y consignas, como instrucciones para fabricar explosivos y emplear armas.En abril del año pasado, la Guarda Civil cooperó en primera línea en una enorme operación contra este aparato de publicidad, que permitióidentificar a miles y miles de usuarios en 133 países.Se consiguieron intervenir simultáneamente servidores de Daesh situados en Bulgaría, Canadá, U.S.A., Francia, Países Bajos y Rumanía queestaban siendo usados por los terroristas para alojar y propagar su publicidad yihadista.El origen de la operación estaba en la llamada operación “Tahmil”, desarrollada por el Servicio de Información de la Guarda Civil, que acabó con la intervención en Panamá de los servidores que sostenían la infraestructura de publicidad y radicalización de Daesh en la red.La detención en 2017 en la Comunidad de la capital de España de un individuo de origen marroquí por su implicación en actividades de radicalización y difusión de publicidad yihadista aportó la información precisa para identificar el núcleo de la infraestructura en Internet, desde la que el convocado conjunto propagaba su publicidad, mediante diferentes webs y redes sociales.La investigación no quedó ahí y los diferentes servicios de Información, entgre el de la Benemérita, siguen con las pesquisas para bloquear este aparato de publicidad que el Estado Islámico emplea para lo que llama la “guerra psicológica”.Lo que ocurre, es que la cooperación internacional reluce muy frecuentemente por su ausencia y el Tratado de Budapest, para combatir el cibercrimen, se ha quedado en una pura referencia. Los terroristas lo saben y se aprovechan de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *