El ritmo de destrucción de empleo en la industria catalana se ha acelerado, ya que que podría finalizar el año con cinco.000 trabajadores perjudicados por expedientes colectivos, su peor registro en 4 ejercicios, al paso que se han disparado las causas por despidos en los juzgados. El goteo de anuncios de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que afectan a la industria se ha hecho prácticamente progresivo en los últimos meses: Prysmian (300 despidos), TE Connectivity (94), Luxiona (52), Amplifon-GAES, Bayer Hispania (75), el matadero SADA, Huayi Compressor (164), Amplifon-Gaes (82) y Calsonic Kansei (63) son ciertos de estos casos.En la primera mitad del año resaltó el ajuste presentado por Nissan, que supone la salida de 600 personas de sus centros de Zona Franca y Montcada i Reixac, en Barna, a través de prejubilaciones y bajas estimuladas. A estos anuncios se aúna la resolución de la alemana Continental, que fabrica componentes para la automoción, de dejar en el aire el futuro de la planta de Rubí (Barna), con lo que corren riesgo otros 760 trabajos.El campo de la automoción y el químico son los que reiben el mayor impacto, extremo que preocupa en especial a las administraciones y los sindicatos, puesto que son campos de alto valor añadido, que exportan y con admisibles niveles salariales. Las estadísticas de la Generalitat charlan de un repunte de los ERE hasta septiembre, de forma que los expedientes aprobados eran ya 311, 9 más que en todo el 2018, ya antes de generarse el último goteo. Una investigación reciente de la Cámara de Comercio de Barna (Cambra) sobre los 8 primeros meses del año apuntaba asimismo a un desarrollo del 124% de los trabajadores perjudicados por ERE. Este organismo calcula que el año se podría cerrar con unos cinco.000 despidos, un 51% más que en 2018, el peor dato en 4 años. Esta cantidad es la que barajan asimismo, a la baja, los sindicatos CC OO y UGT, conforme las fuentes consultadas por Efe.En paralelo a la evolución de los ERE, las causas por despidos en los juzgados de lo social de Cataluña asimismo se han aumentado y en los 3 primeros trimestres se han disparado un 13,76%, frente al tres,75% que subieron en 2018. La cantidad fue facilitada esta semana en comisión parlamentaria por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, que alertó asimismo de que los concursos de acreedores ascienden ya este 2019 a 1.543, con lo que el año se va a cerrar con un incremento próximo al 50%. Para finalizar, los datos de la Encuesta de la Población Activa (EPA) apuntan que la industria catalana destrozó 15.200 trabajos de septiembre de 2018 al mismo mes de 2019, de los que 14.200 habían desaparecido en el tercer trimestre del año en curso. La inestabilidad a nivel político por los extensos periodos electorales en España y la carencia de presupuestos, tanto del Govern como del Gobierno central, complica la busca de soluciones para frenar la tendencia a la destrucción de empleo, conforme denuncian los sindicatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *