El castillo de los Condes de Flandes, ubicado en Gante, al oeste de Bélgica, es uno de los distintivos más visitados de esta urbe atravesada por canales y colmada de edificios medievales que transmite señorío y también infunde respeto a los visitantes. Rodeada por el río Lys, esta fortaleza construida en el siglo XII por Felipe de Alsacia, cobija la historia de los condes y su ambición por el poder, como sus idilios o bien secretos más íntimos que, el día de hoy, se revelan de forma poco ortodoxa a quien recorre sus estancias.
La entrada al castillo incluye una audioguía que pocos aguardan pese a estar anunciada en una pantalla poco perceptible al lado de la taquilla: ‘Comedy audiotour’, reza el letrero. Una vez proveídos de radioguía y auriculares, los visitantes empiezan el recorrido por las torres y salas de tortura con caras de desconcierto, buscando la aprobación de sus acompañantes para asegurarse de que escuchan lo mismo. “¿Veis las trampillas entre las almenas? Según lo que parece, los defensores del castillo lanzaban desde ahí aceite hirviendo -suena un grito horripilante- transformando a los transeúntes en una papa frita”. Con este lenguaje y diferentes efectos sonoros, la narración va sacando una sonrisa a los visitantes.

Castillo de los Condes de Flandes en Gante, Bélgica
(BirgerNiss / Getty Images)

El humor para dar una lección de historia

El creador del texto es Wouter Deprez, un cómico de reconocida reputación en Flandes que ‘de forma extraña’ halla ‘graciosa’ la diferencia entre de qué forma vivían en la edad media y nuestros tiempos, confiesa a Efe el creador, que se declara un “entusiasta amante de la historia del castillo”.

Esta sorprendente idea de crear una audioguía cómica surgió con la reapertura de la fortaleza en 2018. “Estaban buscando una forma de arrendar el castillo vacío y que su historia fuera contada, con lo que planteé hacer un audio así como una amiga mía, Katharina Smets, y el castillo afirmó, sí, hagámoslo”, asevera Deprez.

Wouter Deprez, creador del texto de la audioguía cómica del castillo de los Condes de Flandes, situado en Gante, al oeste de Bélgica

Wouter Deprez, autor del texto de la audioguía cómica del castillo de los Condes de Flandes, ubicado en Gante, al oeste de Bélgica
(Leticia López Aguilar / EFE)

Las historias más ‘horripilantes y terribles’ son las que más le chifan al cómico, pues al referirse a la edad nedia la gente piensa en clisés, en noches, ejecuciones, artefactos de tortura… que no deben ver con la actualidad y que al ser parte de un tiempo lejano “ya son entretenidos de por sí”, resalta.

Adaptación al español

La audioguía se halla disponible en 5 idiomas, 4 de ellos (holandés, francés, inglés y alemán) interpretados por Wouter Deprez. A fin de que el texto no perdiese esencia en la versión de España, Deprez recurrió a un compañero de profesión y, al unísono, uno de los semblantes televisivos más reconocidos en la región: el cómico y comunicador flamenco de origen de España Pedro Elías.

Dos visitantes, en una de las salas del castillo de los Condes de Flandes, situado en Gante, al oeste de Bélgica, sonríen mientras escuchan la audioguía.

2 visitantes, en una de las salas del castillo de los Condes de Flandes, ubicado en Gante, al oeste de Bélgica, sonríen mientras que escuchan la audioguía.
(Leticia López Aguilar / EFE)

“Él es una persona muy cómica y entretenida y conocía ese lado suyo, con lo que le pregunté y le dije: tu voz sería maravillosa”, cuenta Deprez. Elías admitió y aportó sus giros humorísticos, haciendo de la versión en español un conjunto de gracias y rechistes que provocan la carcajada de quienes reproducen la guía en este idioma, unas veces de forma intencionada, y otras no, debido al acento y el ceceo que se cuela a veces en la pronunciación de Elías.

Reacciones de los visitantes

El lenguaje atrevido y actual o el empleo de tacos para referirse a de qué forma “Balduino Brazo de Oro” ascendió a fuerza de “fornicar con Judith” son solo el anterior a lo que van a localizar los visitantes a lo largo del recorrido. La descripción sonora de de qué forma funcionaba el sistema de letrinas protagoniza ciertos golpes más graciosos de la guía.
Allá una pareja de turistas españoles, Conchi y Raúl, hacen muecas y ademanes en referencia a lo que escuchan. “Es más simple continuar la historia exactamente por los ‘gags’ y los puntos graciosos”, asegura la mujer. “Eso, y que no le duelen prendas en soltar algún taco que otro o bien una palabra un tanto fuerte o bien malsonante, mas eso le da chicha al recorrido, es muy jocoso, lo aconsejo totalmente”, remarca. “Es muy original, pues le saca más fruto a la historia y la gente se engancha”, agrega Raúl, su marido.

Entrada al castillo de los Condes de Flandes, situado en Gante, al oeste de Bélgica.

Entrada al castillo de los Condes de Flandes, ubicado en Gante, al oeste de Bélgica.
(Leticia López Aguilar / EFE)

Jesús, un almeriense de visita con la familia, asegura que le ha semejado muy “amena, entretenida y explicativa”, y ríe algo cortado por la presencia de su hija, cuando reconoce que la parte que más gracia le ha hecho es “cuando describe de qué forma Balduino Brazo de Oro, accede a la aristocracia a base de -duda- ‘folletadas’, o bien algo así”. “Estamos trabajando en una nueva audioguía para pequeños de entre cuatro y ocho años”, calma Deprez, que asiste con cierta frecuencia al castillo para observar las reacciones de los visitantes.

“Es muy original, pues le saca más fruto a la historia y la gente se engancha”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *